En el año 2013, el estudio Flying Wild Hog nos trajo el reboot del Shadow Warrior, uno de los FPS más icónicos de la década de los 90. Este reboot fue aclamado tanto por la prensa como por los usuarios y luego de 3 años, nos traen la segunda entrega de esta saga.

En Shadow Warrior 2 han pasado 5 años desde que Lo Wang destruyera la alianza entre las fuerzas de la Shadow Realm y su anterior jefe Orochi Zilla, esta acción corrompió nuestro mundo, creando un lugar donde los Humanos y los Demonios deben convivir. En esta nueva aventura Lo Wang se encuentra trabajando para la Mafia japonesa (Yakuza) y recibe de sus superiores la misión de rescatar a una joven llamada Kamiko que se encuentra en las instalaciones de Zilla. Como siempre las cosas no salen como uno planea y Lo Wang se encuentra con varios contratiempos  que conllevan a un rescate no tan exitoso.

La joven, que gracias a los salvajes experimentos de Zilla se encuentra al borde de la muerte, solo tiene una oportunidad de salvación, y para aprovecharla Lo Wang tendrá que aceptar el alma de Kamiko en su cuerpo. Esto conllevara a una situación idéntica a la que tenía Lo Wang con Hoji en el anterior Shadow Warrior. Para salvar a Kamiko Lo Wang tendrá que buscar una cura para el cuerpo de la joven, y para poder completar esta hazaña nuestro personaje tendrá que atravesar hordas de demonios y soldados de Zilla.

El gameplay en general cambió mucho con respecto a la entrega anterior ya que los desarrolladores decidieron agregar un sistema de habilidades estilo RPG al juego volviéndolo muy parecido a lo la franquicia Diablo, en una comparación tal vez más precisa, a Borderlands. Hacer una transición tan drástica conlleva varias cosas positivas y varias negativas que se ven reflejadas en este juego.

Uno de los apartados que fue mejorado sustancialmente fue el de las armas con más de 70 de ellas a nuestra disposición. Estas armas se separan en las siguientes categorías, Espadas (Espadas livianas o Pesadas),  sables cortos, Armas especiales (Motosierras), Proyectiles (Arcos, Cañón de Rieles, arma de clavos) Launchers (Lanza misiles, Lanza granadas) Armas de fuego livianas (Pistolas) Armas de fuego medianas (Uzis), Arma de fuego pesadas (Ametralladoras) y por ultimo escopetas. En cada una de estas categorías hay además armas especiales de energía, las cuales usan su propia munición.

A cada arma se le puede agregar hasta 3 mejoras, cada una de estas mejoras hace que el arma se sienta única y distinta. Las funciones de estas mejoras incluyen algunos cambios bastante típicos como mejorar el daño, la velocidad de recarga o de disparo, Daño Critico, Chance de daño critico etc. Pero las mejoras además también pueden conllevar modificaciones más drásticas, tales como que las armas tengan daño elemental (Hielo, Fuego, Veneno y Electricidad) o la capacidad de cambiar por completo el comportamiento del arma creando así escopetas que disparen el doble de cartuchos o ametralladoras estacionarias.

Mientras que el apartado de las armas mejoró mucho, el de las misiones primarias y secundarias no recibió el mismo tratamiento. Las misiones secundarias son muy repetitivas como matar a X enemigo para conseguir X ítem, haciendo que estas no sean más que relleno para el juego y no sean divertidas de ninguna manera. Esto también se ve reflejado en la misión principal, la cual es bastante aburrida comparada con la de la entrega anterior. Lo único destacable en este apartado son las evidentes mejorías en las peleas contra los jefes. Aunque lamentablemente tenemos que reprocharle al juego el hecho de que hay muy pocos jefes.

Los escenarios también recibieron un buen lavado de cara desde un punto de vista gráfico, son mucho más grandes y están muy bien detallados. Pero desde un punto de vista jugable aparecen algunos problemas. El problema principal es que los escenarios son generados aleatoriamente y como la cantidad de escenarios es muy chica, estos se repiten demasiado haciendo que la exploración se vuelva un tanto monótona ya que estaremos explorando los mismo niveles con muy poca diferencia entre ellos.

De la misma manera que se pueden mejorar las armas, también se puede mejorar nuestro personaje. Cada vez que subamos de nivel, nos otorgaran puntos de habilidad para utilizar en unas cartas que sirven como las habilidades, estas cartas las iremos obteniendo a medida que avancemos en el juego o podremos comprarlas. Otra manera de mejorar a nuestro personaje es con distintos power-ups similares a los de las armas.

En Shadow Warrior 2 tendremos un Hub World que sirve como base de operaciones para comprar armas, habilidades, municiones, mejorar los power-ups y principalmente aceptar las misiones tanto de la historia principal como de las actividades secundarias.

El agregado más importante a esta entrega es la presencia de multijugador cooperativo que se puede jugar hasta con cuatro personas. En sí mismo el modo es idéntico al de Borderlands, con la alternativa de prestar ayuda a tus amigos para completar misiones principales o secundarias, pero también con la libertad de afrontar el juego de manera mucho más libre con el simple objetivo de conseguir más experiencia, power ups o incluso armas. La diferencia entre jugar solo o con amigos es que los enemigos tienen más vida y hacen más daño, mientras que nosotros podremos obtener más experiencia y mejor loot lo cual es muy familiar a los han jugado cualquier RPG de acción en los últimos años.

El apartado gráfico es uno de los que más cambios recibió con respecto a la entrega anterior, gráficamente mejoraron mucho las texturas, los escenarios, las luces ambientales y el ambiente en general, incluso los niveles son más detallados y hay una amplia diferencia entre los niveles de los bosques o campos con los de la ciudad futurista de Zilla. Lo único malo, son los modelos de los personajes humanos, muy poco detallados al punto que parecen sacados de un juego de comienzos de esta década.

El rendimiento del juego también se merece una mención, con una PC modesta (Core i3 y una GTX 960) se puede correr perfectamente en 1080p incluso si quisieran llegar a los 60 Fps, es posible gracias a la gran cantidad de opciones gráficas que posee. Nvidia agregó una opción totalmente nueva llamada Nvidia Multi-Res Shading, lo que hace esta opción es mantener nítido el centro de la pantalla mientras que baja la calidad de los costados permitiendo un incremento de hasta 30%. Lo único negativo es que esta opción no se puede usar con tarjetas gráficas AMD ni con tarjetas Nvidia menores a la serie 900.

El soundtrack no presenta ninguna nota memorable, pero cumple muy bien con la temática del juego y el voice acting está muy bien hecho no solo para Lo Wang sino para todos los personajes, se vuelve evidente que los desarrolladores pusieron mucho empeño a las voces del juego para hacer que el transcurso del juego sea más ameno y no hay que olvidar los chistes de nuestro personaje principal que siempre nos puede sacar una sonrisa.

En resumen, Shadow Warrior 2 introduce bastantes mejoras con respecto a la entrega anterior, si bien en algunos apartados el avance no es tan notorio, o hasta se experimenta un cierto retroceso. No obstante es una de las mejores experiencias del año, un juego que realmente no tiene demasiado que envidiarle a monstruos como DOOM, Borderlands u otros FPS AAA. Shadow Warrior 2 nos dará más de 10 horas de diversión con la campaña principal y tendremos muchísimas más horas si jugamos con amigos o conocidos disfrutando del cooperativo.

Este review fue realizado con una copia comercial proporcionada por Devolver Digital / Flying Wild Hog.

Shadow Warrior 2 – Review
Historia60%
Gameplay90%
Gráficos90%
Música y sonidos70%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Lo Wang y su humor ácido
  • Loot Loot Loot!
  • Gráficos y rendimiento excepcionales
Lo malo:
  • Repetición de escenarios
  • La historia no está a la altura de su predecesor
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (15 Votes)
80%