Tras un buen recibimiento vía Steam Early Access durante Julio del pasado año, el estudio desarrollador Awfully Nice Studios (formando por tan solo dos ex-empleados de Blizzard), finalmente lanzó la versión definitiva de este entretenido y carismático shoot ’em up al mejor estilo Super Pang –conocido en América como Super Buster Bros.

Lleno de acción, un devastador arsenal, coloridos y esponjosos enemigos plasmados en un reducido e inestable escenario, The Bug Butcher es un juego que pondrá a prueba nuestras habilidades y reflejos, ya sea en modo individual o cooperativo -aunque lamentablente solo local.

La premisa de The Bug Butcher es tan concisa como su nombre. Tendremos que eliminar oleadas de enemigos antes de que se acabe el tiempo, mientras evitamos que -en ciertas ocasiones- los mismos dañen al cobarde científico, que es ni más ni menos responsable de haber desatado el caos en el laboratorio y habernos encomendado la carnicería de bichos.

Entre los modos de juego encontramos el clásico modo arcade constituido por 5 zonas subdivididas en 6 escenarios, incluyendo por supuesto una pelea final contra un jefe. Dejando de lado estas 30 dificultosas y solitarias fases, tendremos a nuestra disposición el modo Pánico (en solitario o Cooperativo) en donde básicamente tendremos que resistir hasta donde podamos.

Cada modalidad presentara los mismos mapas, enemigos y beneficios. La única diferencia directa radica en el objetivo, siendo el modo arcade una pequeña pero intensa campaña, y los modos Pánico, una resistencia a todo limite. Ya sea en solitario o con un compañero, The Bug Butcher nos mantendrá pegados en la pantalla por una buena cantidad de horas, tal vez esto se daba a su jugabilidad tan adictiva o al afán de querer llegar más lejos –a falta de un marcador online- nos conformaremos con la idea de batir nuestros propios récords.

Durante sus primeros minutos, sentiremos que la jugabilidad es demasiado simple y que no resultara muy dificultoso el avanzar entre escenarios. Esta premisa poco a poco se irá desvaneciendo gracias a los persistentes y coloridos bichos, aunque éstos no serán nuestros único enemigos . Los escenarios también se verán alterados por ciertos elementos, lo que llevara a cambiar nuestra forma de plantear las estrategias a la hora de llevar a cabo nuestra fortuita carnicería. A pesar de los escenarios son escasos en ambientación y cantidad -pero fuertemente atestados de enemigos-la naturaleza dinámica de las variantes de algunos niveles nos podrá resultar beneficia o sumamente complicado. Nuevamente, todo depende de nuestra afinidad con los controles y nuestros reflejos.

A pesar de que nuestro carnicero es sumamente pequeño, su arsenal de armas y modificaciones es todo lo contrario. Tendremos a nuestra disposición múltiples armas, desde frenéticas ametralladoras, intensos láseres, hasta el ya conocido lanza misil. A ello le agregaremos las correspondientes variantes que podrá mejorar brevemente, nuestra cadencia de disparo o intensidad de fogonazo, entregando por momentos una lluvia de incesantes balas de fuego sobre el escenario.

Pero como no solamente se trata de atacar también habrá elementos defensivos o perks que nos propiciaran una útil protección en los momentos de apuro. Desde el infaltable y clásico botiquín de salud y campos electromagnéticos para absorber o repeler disparos, hasta granadas congelantes para los momentos mas apremiantes, deberemos usar ingeniosamente estos elementos para sobrevivir hasta el ultimo segundo. Dichos items caerán de nuestros esponjosos enemigos, como si de pequeñas y colorinches piñatas se tratase.

No muy variados en diseño pero si en ofensiva, cada enemigo presentará un reto distintivo a raíz de sus patrones de movimientos y ataques especiales. Ya sea para escapar de coloridas bichos esféricos y gomosos, o las ágiles y saltarinas arañas, el uso del booter -o dash- será esencial si pretendemos esquivar y disparar al extenso repertorio de bichos que tendremos que cazar.

Visualmente nos encontraremos con una estética caricaturesca muy bien lograda, que gracias a la gran variedad de enemigos, armas y poderes, resultará es un gran popurrí carismático y explosivo despliegue de colores. Los sonidos son simples y llevan cierta nostálgica, propia de los arcades del género, con melodías rítmicas y frenéticas melodías que incentivarán nuestros reflejos y la matanza de bichos.

A pesar de que algunos elementos no terminaron de explotarse al máximo, tal como la variedad de escenarios, sumado a la ausencia total de un modo multijugador online -seguramente por falta de presupuesto- nos encontraremos con un adictivo arcade que si bien no revoluciona el género, es difícil hoy en día encontrar algo remotamente similar a Pang o Super Pang, y que esté tan bien hecho como The Bug Butcher.

Si andan buscando algo similar a los títulos mencionados, o simplemente necesitan uno de esos jueguitos para cuando un amigo nos visita, por tan solo u$s 8, The Bug Butcher es compra asegurada.

Este review fue realizado con una copia comercial propocionada por Awfully Nice Studios.

The Bug Butcher - Review
Gameplay90%
Gráficos80%
Sonidos70%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Gameplay simple y adictivo
  • El sistema de upgrades de armas
  • Variedad de enemigos
Lo malo:
  • Ausencia de online cooperativo
  • Poca variedad de escenarios
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
72%