Tras una exitosa campaña en IndieGoGo y luego de casi cuatro años en desarrollo, este juego de lucha indie realizado por tan solo tres ex-empleados de SNK, finalmente llega a su recta final. Si bien Yatagarasu: Attack on Cataclysm no es muy conocido por estos lares y el hecho de ser indie suele levantar un par de banderas rojas entre algunos jugadores de juegos de lucha, Yatagarasu se diferencia de los demás no solo por su estilo artístico maduro, sino también por tener un pedigree bastante imponente en su humilde staff.

De los tres desarrolladores, se destacan principalmente Kotani Tomoyuki, encargado de las sprites del KoF ‘99 hasta el 2001 y de varios juegos de Cave como ilustrador, y Ume-Zono, quien participó en el desarrollo del querido KoF 2002 y también es excelso jugador de Street Fighter III: 3rd Strike.

Viendo su primer versión oficial en Agosto de 2011 y subsiguientes revisiones anuales, Yatagarasu: Attack on Cataclysm comprende lo que sería la quinta y más extensiva revisión hasta el momento. Gracias a la campaña en IndieGoGo, Yatagarasu logró llegar tanto a arcades como a Steam, siendo que antes solo se podía conseguir en eventos semestrales o tiendas online japonesas. Esta versión final nos trae no solo el juego base simplemente traducido, sino también muchos más personajes, netcode vía GGPO (el mejor estándar hasta el momento para juegos de lucha) y algunos extras más.

A pesar de que las mecánicas de Yatagarasu no son muy diferentes del resto de los juegos de pelea 2D. En principio tenemos los 4 botones de patadas/piñas y los movimientos especiales hechos con cuartos o medios círculos, sumado a las versiones mejoradas al coste de barra de especial, supers, etc. Sin embargo, lo que realmente se destaca de otros juegos de lucha, es la amalgama de características usadas en distintas franquicias, todas balanceadas para dar una experiencia única.

Tomando como ejemplo el sistema de Supers, que en principio parce haber sido extraído de Street Fighter III, en vez de restringirnos a una sola opción, nos da la posibilidad de elegir cual queremos que sea más poderosa. El sistema de “parry” fuertemente inspirado en el mismo juego, es una de las principales características del juego, permitiéndonos “reflejar” los ataques de nuestro contrincante apretando el botón indicado ya sea un golpe bajo o un golpe alto, dejándolo vulnerable para poder dar vuelta el flujo de la pelea a nuestro favor. Detalles como estos hacen que todo se siente familiar, pero al mismo tiempo nos da mucho lugar para experimentar y aprender muchas cosas.

Con diseños del prestigioso Kotani, el cast de personajes es otro de los aspectos que más sobresalen en Yatagarasu: Attack on Cataclysm. Tanto la temática como la variedad del elenco es excelente, abarcando desde los clásicos rivales al estilo de Ryu y Ken, pasando por karatekas, boxeadores, y hasta un ninja árabe licenciado en astronomía (si, así como lo leen). Las animaciones son excelentes y realmente se refleja el pedigree de SNK que presenta el juego. La única crítica son las pocas variantes de colores alternativos para la mayoría de los personajes, lo cual puede resultar un tanto confuso cuando nos enfrentamos al mismo personaje.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=KAdabelxCto&feature=youtu.be]

Los arquetipos de personajes son bastante similares a los que venimos viendo en otros juegos, pero con pequeños cambios que si bien parecen superficialmente mínimos, hacen que se sienten y jueguen bastante distinto a lo que estamos acostumbrados. La música sin lugar a dudas es lo menos sobresaliente. Dejando de lado la melodia de la presentación, las demás tracks pasan al olvido sin pena ni gloria.

Los modos offline son los clásicos, modo Arcade/Historia, VS, Entrenamiento (el cual incluye unos desafíos para mas o menos ir sacando un par de combos), Replays, Sound test, etc. Nada muy fuera de lo común realmente pero cada uno de los modos es bastante robusto y cumple con todas las expectativas. El modo online es poco intuitivo para navegar por los menús y mucha gente tuvo problemas con los puertos, pero es algo se verá solucionado cuando lo actualicen con GGPO. Dejando ésto último de lado, el modo online anda muy bien, pudiendo jugar sin mayores problemas hasta con 150ms de ping.

En cuanto al apartado técnico, si bien artísticamente es uno de los juegos con pixelart 2D que mejor se ven, la resolución está bloqueada a 640×480, y las únicas opciones gráficas que tenemos son para agrandar la ventana a 2 veces su tamaño o FullScreen. No hay modo en pseudo 16:9 con letterboxes a los costados, o alguna imagen como lo tiene en las versiones de arcade.

Es evidente que no hay manera de que Yatagarasu se vea mejor por la manera en que fue desarrollado, pero se agradecería poder al menos jugarlo en una resolución decente y tener la posibilidad de aplicar filtros o scanlines para los que no quieran ver algo tan pixelado. Demás está decir que los requerimientos son ultra bajos y prácticicamente se puede jugar en cualquier PC, sin importar cuan vieja sea.

Con mecánicas de la vieja escuela revisadas para competir con los nuevos estándares de los juegos de pelea, combinadas con los diseños del legendario Kotani Tomoyuki y un netcode un tanto tosco pero funcional, Yatagarasu: Attack on Cataclysm logra revitalizar las convenciones del género para hacerlas sentir frescas e innovadoras nuevamente. Por u$s 15 es una excelente opción a tener en cuenta para salir de la monotonía de los juegos de lucha más clásicos o populares.

Yatagarasu: Attack on Cataclysm ha sido analizado con una copia comercial provista por Nyu Media.

Yatagarasu: Attack on Cataclysm - Review
Gameplay90%
Gameplay85%
Música y Sonidos65%
Multiplayer85%
Lo bueno:
  • Excelentes diseños y sprites
  • Mecánicas clásicas revisionadas bajo estándares modernos
  • Muy buen netcode
Lo malo:
  • Las opciones gráficas son medio pelo
  • No ofrece nada inherentemente nuevo
  • La musica es bastante mediocre
85%Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
98%