Rockstar se ha apurado a lanzar el primer parche para Grand Theft Auto V, el cual corrige dos importantes errores de los que estaban enterados desde el lanzamiento.

El primero era un problema con el Windows User Name (nombre de usuario), que cuando contenía caracteres no tradicionales, impedía a los jugadores iniciar el juego. Rockstar se encargó de notificar inmediatamente acerca del bug, y han aportado una solución temporal para los que compraron el juego desde el primer día, pero ya no hace falta arreglarlo.

El segundo problema era menos aparente y parece que solo afectaba a algunos usuarios, provocando que el launcher del juego sobrepasara el uso de CPU que le correspondía.

El parche pesa aproximadamente 200MB y ya debería estar descargándose automáticamente a través de Steam y Rockstar Social Club.