Hoy fue el lanzamiento oficial del más reciente juego de la franquicia Total War y ya muchos usuarios se han encontrado con que sus poderosas placas de video caen de rodillas ante el poderío técnico desplegado por la gente de The Creative Assembly. Y es que según el equipo de desarrollo, la más avanzada de las configuraciones gráficas está diseñada para placas de video aún por venir.

Total War: ATTILA viene por defecto con cinco pre-sets de opciones gráficas:

  • Máxima performance – Para chipsets integrados.
  • Performance – Para placas de video de gama baja.
  • Calidad – Para placas de gama media.
  • Máxima calidad – Para placas de gama alta (los requisitos recomendados del juego son para este pre-set).
  • Calidad extrema – Para placas futuras, no hay placas de video actuales recomendadas para este pre-set.

Naturalmente, el juego también cuenta con una opción avanzada en la cual los jugadores podrán activar o desactivar configuraciones de video individuales, y no hay que olvidar que nuestra cantidad disponible de VRAM será vital a la hora de elegir el tipo de texturas que queremos ver en pantalla. Total War: ATTILA está basado en una nueva versión del Engine TW de The Creative Assembly, lo que explicaría los requisitos más altos con respecto a su predecesor Rome II.

Lanzado este 17/02, Total War: ATTILA nos ubica en la era de la caída del imperio romano. Occidente y Oriente se desintegran ante el avance de pueblos nómadas del centro-norte de Europa mientras en el este Attila, el rey de los hunos, prepara a su poderosa horda para la invasión. Parece que para ver el apocalipsis en toda su gloria vamos a necesitar lo mejor de lo mejor en cuanto a Hardware.

Pueden ver algunas imágenes en 1080p con calidad extreme en nuestra galería de Master Shots.