La compañía chilena con base en Santiago, ACE Team, nos trae Abyss Odyssey, un juego de plataformas 2.5D con elementos de roguelike (como Spelunky, Rogue Legacy) y elementos de pelea melee al mejor estilo Street Fighter o Mortal Kombat –pero no se preocupen, no es otro Batman Forever.

En esta extraña mezcla se nos presenta una historia con poca profundidad pero que sirve de base para insertarnos en este adictivo juego de plataformas donde cada sesión es diferente: Se descubre un agujero en una de las ciudades de Chile, y extraños monstruos comienzan a atacar la superficie.

¿De dónde vienen estos monstruos? Un poderoso Warlock se encuentra durmiendo en las profundidades del abismo, y su magia es tan poderosa que incluso mientras duerme, sus sueños se convierten en pesadillas vivientes que aterrorizan a los vivos.

Protagonizando en principio a Katrien –quien a su vez también es un producto del sueño de este Warlock- nuestro trabajo consiste en explorar el abismo y llegar hasta lo más profundo para ponerle fin a la horda de criaturas diabólicas que el malvado brujo está invocando.

Katrien es una esgrimista que utiliza espadas de una mano y explorando el abismo podremos desbloquear a dos personajes más: un monje que utiliza espadas pesadas de dos manos, y una especialista en lanzas, siendo el monje nuestro único personaje masculino.

Cada personaje cuenta con cuatro ataques comunes y seis ataques especiales que deberemos mejorar a lo largo del juego subiendo de nivel y recolectando las almas de nuestros enemigos derrotados. Si bien deberemos desbloquear los seis ataques especiales a lo largo del juego, solo podremos tener equipados hasta tres al mismo tiempo, haciéndonos pensar qué combinaciones resultan mejor a nuestro estilo de juego.

Además, cada ataque especial se puede mejorar hasta 3 veces, teniendo que elegir entre mejorar el ataque, mejorar la defensa o mejorar la eficiencia del coste del mismo. Pero no todo es ofensivo, también contamos con 2 movimientos defensivos: un bloqueo que nos protegerá de todo salvo un agarre -o que soporta solo cierta cantidad de daño hasta que se “rompe”- y un dash el cual nos da más movilidad y nos permite esquivar gran cantidad de daño.

Cada uno de estos ataques defensivos también cuenta con “combinaciones”. Si bloqueamos en el momento justo podemos realizar contraataques, y lo mismo sucede cuando esquivamos: tenemos “cancels” especiales que nos permitirán mantener nuestro contador de combo vivo, abriendo el abanico de posibilidades en un gran número y haciendo el sistema de pelea muy interesante.

Lamentablemente, todo esto se pierde al principio, ya que los movimientos deberemos desbloquearlos a medida que avanzamos en el juego, por lo tanto el sistema parece duro y terminamos apretando el mismo botón de ataque una y otra vez, ya que la inteligencia artificial de nuestros enemigos no es algo a destacar y tampoco nos incentiva a probar nuevas combinaciones.

Las trampas se vuelven algo repetitivas a lo largo del juego, siendo las mismas una y otra vez pero con diferente ambientación (exploraremos selvas, cuevas, cavernas de hielo y extraños paisajes surrealistas). La cantidad de trampas se pueden contar con una mano, y lamentablemente tampoco modifican mucho el juego, uno puede caminar tranquilo sobre ellas y el daño es mínimo, por lo que terminaremos ignorándolas.

Similar a Rogue Legacy, cada nivel tiene diferentes salidas, por lo que analizando el mapa podremos navegar el abismo a nuestro gusto, siempre y cuando no seamos derrotados. Cada mapa tiene una de tres diferentes niveles de dificultad: fácil, moderado y difícil. Algunas instancias tienen bosses, los cuales cuentan con mecánicas bien diferenciadas, y analizando los mapas podremos analizar entre enfrentarlos y desbloquear logros, o esquivarlos y conservar nuestro inventario.

Cada vez que somos derrotados, un soldado vendrá a nuestro rescate. El soldado cambia según el personaje principal que elijamos, y si bien es débil y corto de movimientos, hace su trabajo. Cuando llegamos a un altar, el soldado puede revivirnos y nos devolverá nuestros ítems. Si el soldado es derrotado, perdemos todo nuestro progreso y nuestros ítems, conservando solo nuestros ataques especiales, nivel y experiencia.

Perder todos nuestros ítems al comenzar una nueva partida no es algo que uno pueda percibir al instante o que genere una diferencia significativa en el combate, ya que el juego hace énfasis en nuestra habilidad de lucha haciendo que los items pertenecientes a elementos de rol liviano (colgantes, anillos, armas con efectos de hielo/fuego/veneno) tomen un plano meramente secundario  -además de que la variedad no es tan amplia como uno hubiese imaginado.

A medida que avancemos desbloquearemos también “agujeros” en distintas ciudades, los cuales nos permitirán explorar el abismo desde una profundidad mucho mayor, aunque claro, será también más complicado ya que tendremos ítems de nivel inicial. Si bien el sonido y la música no son los aspectos más sobresalientes del juego, sino mas bien los más pobres, los gráficos y la ambientación de cada escenarios es excelente, y nos hacen querer explorar hasta la última sala.

Hay una variedad de enemigos muy marcada, algunos haciendo referencia a cultura chilena, otros a personajes surrealistas y otros a distintos personajes mitológicos que ya hemos visto en otros títulos. Pero lo mejor de todo es que podemos jugar con todos ellos. Si utilizamos nuestro ataque especial que se habilita cuando tenemos la barra de mana llena –y el enemigo sobrevive a nuestro ataque- existe la posibilidad de que quede marcado y podremos robarle el alma cuando lo derrotemos. Si tenemos éxito, podremos intercambiar entre el personaje capturado y el principal a nuestro gusto, incrementando aún más nuestra cantidad de movimientos y teniendo una tercer barra de vida si contamos la del soldado que nos ayuda cuando somos derrotados.

Hay muchos secretos por descubrir y encuentros con bosses sorpresa, y cada “exploración completa” al abismo puede durar como mínimo dos horas cuando nuestro personaje es nivel suficiente para sobrevivir a la infinita horda de pesadillas despachadas constantemente por el Warlock.

Al igual que los otros títulos del developer chileno, Abyss Odyssey es una idea fresca que en esta ocasión resulta hasta innovadora al mezclar elementos de plataforma, roguelike y lucha. Complementándose con una visual muy bien lograda y detallada y un sistema de pelea que progresa en complejidad y brilla por la dinámica particular de cada estilo, ACE Team ha creado otro titulo que si bien se queda corto en algunos aspectos, cuenta con una identidad propia y un estilo de juego pocas veces visto, y eso es digno de mérito.

Abyss Odyssey se puede adquirir via Steam por u$s 15.

Autor: Facundo Precentado

Edición: Pey

Abyss Odyssey - Review
Historia67%
Gameplay85%
Gráficos82%
Música, Voces y sonidos70%
Multiplayer74%
Lo bueno:
  • Atractiva mezcla de elementos rogue like y juegos de lucha
  • La ambientación de los escenarios
  • Los diferentes estilo de lucha
Lo malo:
  • Curva de aprendizaje elevada
  • Enemigos torpes
  • Sonidos un poco crudos
76%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
84%