DICE anunció que han finalizado la instalación de nuevos servidores que ayudarán a corregir los problemas de lag y rubber banding, un contratiempo que hizo que más de un jugador de Battlefield 4 abandonara el juego temporalmente.

Este es el comunicado oficial:

Como muchos sabrán, hemos estado trabajando para resolver los problemas de “rubber banding” que los jugadores en ciertas plataformas experimentaban después del lanzamiento de Naval Strike. Encontramos que la raíz del problema era una configuración de ciertos tipos de hardware dedicado a las partidas de 64 jugadores.

Hemos invertido en nuevo hardware para resolver este problema e instalamos nuevos servers esta semana. Previo a esto, realizamos muchas pruebas para asegurarnos de que los errores se habían corregido. Ya estamos viendo mejoras de rendimiento en las partidas de 64 jugadores y esperamos que se mantenga así.

Sabemos que este proceso tomó más tiempo del esperado, pero queríamos estar 100% seguros de que se haría correctamente.

Nuestro objetivo es darle a los jugadores la mejor experiencia online posible y sentimos que la actualización de servers les dará eso a los jugadores de Battlefield 4.

Todos sabemos que Battlefield 4 fue un desastre técnico de su lanzamiento y ni bien corregían un problema, surgían otros. Muchos han perdido la esperanza, quizás con esta noticias vuelvan.