Death in Candlewood es el primer juego de Rosebud Games, un nuevo estudio formado por ex-desarrolladores de juegos aclamados como Silent Hill, F.E.A.R. y The Witcher, teniendo colaboración de algunos diseñadores de Bioshock.

Death in Candlewood se describe como un FPS open-world de terror psicológico, con una ambientación influenciada en gran parte por la ficción gótica de Edgar Allan Poe y películas de terror clásicas.

Jay Kyburz, el principar encargado de la ambientación de BioShock y creador de Neptune’s Pride dijo lo siguiente:

“Death In Candlewood combina una jugabilidad creativa con una trama romántica, todo ambientado en un mundo magnificente detallado. Death In Candlewood es un shooter brutal y hermoso

El juego sumerge al jugador en los rincones más oscuros de Estados Unidos en la época del ’40 y se trata de una sola noche en la vida de Ray Dune, un doctor cuya relación con su psiquiatra solitario llamado Caravan Lester, ha alcanzado una situación un punto de crisis.

Cuando Rizzo, el hijo de Dune, misteriosamente desaparece, el doctor no ve más opciones tomar cartas en el asunto por el mismo. Tendrá que navegar los caminos oscuros de las montañas de Candlewood y teniendo que enfrentares agresores violentos e inhumanos, Dune se encontrará en una situación donde no solo tendrá que salvar hijo, si no también salvarse a él mismo de las maquinaciones sangrientas de un demente.

El juego contará con un mapa de 10 kilómetros cuadrados, donde podremos conducir coches y motos, nadar y utilizar extrañas armas contra enemigos un tanto inusuales.

Por el momento, Rosebud Games ha solo recaudado u$s 11.000 de los u$s 60.000 requeridos para financiar la campaña Kickstarter, la cual finalizará en tan solo 8 días.