Además de su recién filtrada película de Street of Rage, parece que SEGA también está planeando un gran retorno de algunas de sus franquicias más conocidas, tales como Crazy Taxi y Jet Set Radio. Según informó el sitio Bloomberg, de la mano del insider Takashi Mochizuki, la compañía del erizo azul ya se encuentra desarrollando reboots de ambas IPs como parte de la nueva iniciativa “Super Game” para revivir sus más icónicas franquicias con estudios propios de SEGA, en contraste a la contratación de estudios tercerizados como en el caso de Street of Rage 4 (DotEmu), o los remakes de Panzer Dragoon o House of the Dead (Forever Entertainment / Megapixel Studios).

“Sega Sammy Holdings Inc. está desarrollando reboots de gran presupuesto de sus juegos de Dreamcast Crazy Taxi y Jet Set Radio. La compañía ha recurrido a su catálogo anterior de títulos en busca de éxitos globales como Fortnite de Epic Games, según personas familiarizadas con los planes.

Los dos títulos serían las primeras entradas en la iniciativa Super Game de Sega, que la compañía anunció hace un año como un esfuerzo por desarrollar fuentes de ingresos recurrentes y crear comunidades en línea en torno a su catálogo de software. Fortnite se ha convertido en el modelo a seguir para este tipo de juegos: es gratuito, está disponible en todas las plataformas, alberga grandes concursos multijugador e incluye extras como vehículos, construcción y eventos sociales además del combate habitual, lo que estimula a los jugadores a comprar artículos en el juego.

El nuevo Crazy Taxi ya ha estado en desarrollo durante más de un año y el grupo de entretenimiento con sede en Tokio pretende lanzarlo dentro de dos o tres años, dijeron las personas, que pidieron no ser nombradas porque la información aún no es pública. Fue nombrado junto con Jet Set Radio en el informe anual de Sega hace un año en una lista de activos de propiedad intelectual que Sega quería recapitalizar actualizándolos. Ambos juegos nuevos se encuentran en las primeras etapas de creación y aún podrían cancelarse, dijeron las personas.”