Mediante un nuevo cliente beta del 18 de noviembre para Steam, Valve ha implementado soporte adicional para el flamante y aclamado gameplay DualSense de PlayStation 5, que ahora cuenta con funciones de LED, Gyro, Trackpad y Rumble, las cuales estaban previamente ausentes con la implementación inicial de la plataforma. También se agregó un modo de deslizamiento direccional para usar con Trackpads y Gyro según las notas de los cambios. Recuerden que necesitan tildar la casilla de Beta en Steam para acceder a dicha versión.

Por el momento, el Gyro sólo funciona en forma inalámbrica, mientras que el control de LED y el rumble, únicamente se activan cuando el DualSense está conectado con cable USB Tipo-C. Ahora restaría que Steam implemente la retroalimentación háptica (que se debe habilitar caso por caso por los developers mediante el audio multicanal de cada juego) como también los gatillos adaptativos, y que todas las características funcionan tanto en forma Wireless como con cable, claro, pero definitivamente es una gran paso en la dirección correcta.

Gatillos adaptativos

Junto con la retroalimentación háptica, el nuevo controlador de Sony adopta activadores adaptativos para los botones L2 y R2, que pueden resistir sus dedos y hacer que la inmersión sea aún mayor.

Estos representan la tecnología de próxima generación más grande del controlador, con diferentes niveles de retroalimentación de fuerza disponibles para que los desarrolladores la implementen en sus juegos.

Por ejemplo, si está tirando de la cuerda de un arco para disparar y disparar, el gatillo puede ser fácil de presionar inicialmente, pero se vuelve más duro y requiere más presión a medida que la cuerda se aprieta. Es algo digno de contemplar una vez que tiene su primera vez en el controlador.

Retroalimentación háptica

Una nueva característica agregada al controlador DualSense es la retroalimentación háptica en profundidad. En lugar del simple paquete de rumble que se encuentra en los controladores de muchas generaciones de juegos, el DualSense incluye actuadores que brindan al jugador una retroalimentación más tangible y adaptable para sumergirlo mejor en un juego.

Incluso los efectos más leves en el juego pueden brindar a los jugadores comentarios más precisos a través del controlador. Por ejemplo, conducir sobre hielo se siente diferente en Dirt 5 que conducir sobre grava.