Desde que el estudio sueco Ghost Games tomó la batuta de la serie Need For Speed en el 2013 y lanzó Need for Speed Rivals (probablemente su mejor trabajo, al margen de estar capeado oficialmente a 30 FPS) allá por el 2013, las posteriores entregas del developer (No Limits, Payback, NFS y Heat) dejaron un sabor amargo entre los fans, quienes aún están esperando que la serie regresa a sus raíces con una iteración digna, o al menos un remake del popular Need For Speed Underground.

Tras una seguidilla de títulos no muy bien recibidos, tanto de los usuarios como de los medios de prensa, Electronic Arts ha decidido pasarle la posta nuevamente a Criterion Games, creadores de la serie Burnout, como también de Need for Speed: Hot Pursuit (2010) y Need for Speed: Most Wanted (2012).

Así lo informó el sitio Game Industry, quienes mencionan que el personal del estudio de Gothenburg, Suecia, se distribuirá entre varios estudios del publisher, incluyendo el de Criterion Games en Guildford, Inglaterra.

Electronic Arts afirma que les cuesta atraer desarrolladores que estén interesados en trabajar en el estudio sueco, mientras que Guildford es un de lo más grandes centros de desarrollo, lo cual es más probable que atraiga a talentosos desarrolladores.
No obstante, Criterion Games no es el mismo estudio que lanzó la aclamada serie Burnout. Desde que los fundadores del estudio, Alex Ward y Fiona Sperry, decidieron irse en el 2014, el developer estuvo colaborando con EA DICE con Star Wars: Battlefront (su misión de VR), Battlefront II and Battlefield V.

Si bien Need for Speed: Hot Pursuit (2010) y Need for Speed: Most Wanted (2012) tampoco fueron muy bien recibidos, Electronic Arts asegura que Criterion Games y los ingenieros de Ghost Games, trabajarán en conjunto para que el próximo Need For Speed reivindique los errores del pasado.