Como muchos fans de Bethesda sabrán, en la pasada E3 Todd Howard confirmó el desarrollo de la nueva IP Starfield, como también la nueva iteración de la serie The Elder Scrolls.

Lamentablemente, Howard confirmó que, no sólo ninguno de los dos títulos estarán presentes en el escenario de la E3 2019, si no que tampoco se compartirán nueva información sobre los mismos.

“La tecnología que estamos construyendo va a ser implementada primero en Starfield, mientras que en TES6 se utilizará una segunda versión de la misma. Y antes de que todos pregunten, por favor sean pacientes. Va a pasar un largo tiempo (hasta que mostremos Starfield o TES6). No es algo de lo que vamos a hablar en la E3 este año. Así que por favor… sean pacientes.”

Con esta nueva información, uno se pregunta qué mostrará Bethesda además de DOOM Eternal y los dos Wolfenstein. Esperemos que no sea sólo eso.

Según confirmo previamente Todd Howard vía Gamewatcher, ni The Elder Scrolls VI ni Starfield usarán un nuevo engine, ya que este les permite crear nuevos mundos rápidamente y que a su vez los modders conocen bien.

El motor gráfico de The Elder Scrolls 6 utilizará una versión actualizada del Starfield Engine, que es una versión mejorada de la versión utilizada en Fallout 4 y Fallout 76. Con todos los problemas de físicas que viene acarreando este motor gráfico (que se manifestaron en Fallout 76), será cuestión de esperar para ver si estas nuevas iteraciones del Creation Engine mejorará sus aspectos técnicos, o si los modders tendrán que mejorar tanto The Elder Scrolls VI como Starfield, tal como ha sucedido con la mayoría de los títulos lanzados por Bethesda Game Studios.