Cuando Ubisoft dejó descansar a la saga de los encapuchados en el 2016 debido al estreno de la película, (aunque se desconoce si esa fue la verdadera razón), los fans lo tomaron como algo positivo para que los estudios desarrolladores tuvieran tiempo para darle un nuevo giro a la serie.

Si bien Assassin’s Creed Origins trajo algunos cambios, entre ellos un nuevo sistema de combate, al menos para nosotros estuvo lejos de ser el reboot que Ubisoft había prometido y que algunos de los fans esperábamos en cuanto a narrativa e historia en general.

Con Assassin’s Creed Oddysey acercándose a su lanzamiento y teniendo en cuenta que algunos lo denominan como un Total Conversion dada las grandes similitudes con su predecesor (sobre todo en cuando a gráficos y combate), muchos se preguntan si la saga está encaminada por un buen camino, o por uno inferior al de las iteraciones previas a Origins.

Pero al margen del recibimiento de Origins y Oddysey por parte de los medios y los fans, el CEO de Ubisoft, Yves Guillemot, confirmó que en el 2019 no habrá una nueva entrega de la saga, ni tampoco ningún tipo de spin-off. Además, Guillemot comentó que las similitudes entre Origins (lanzado en el 2017) y Oddisey (programado para este 5 de octubre) son tan perceptibles ya que ambos fueron desarrollados al mismo tiempo.

De allí es que nacen las similitudes gráficas y de combate, aunque se espera que Oddysey con sus sistema de mercenarios al estilo Nemesis de Shadow of Mordor/War y los nuevos elementos RPG (tales como los diálogos, decisiones, romance, múltiples finales), puedan darle un nuevo rumbo a la saga y marcadas diferencias con respecto a Origins.

No sería descabellado pensar que el Assassin’s Creed que se lanzará en el 2020 y futuras entregas de la saga, eliminen poco a poco la premisa de revivir vidas de ancestros (con las limitaciones de que esto conlleva), y que con el tiempo se vaya diluyendo el concepto para que el juego se transforme en un verdadero RPG de acción/sigilo, y no una simple aventura con un camino y una narrativa ya predestinada.