Marco Ulpio Trajano toma las riendas de la Ciudad Eterna en Sid Meier’s Civilization VI. Roma regresa a esta nueva entrega con un nuevo gobernante y un estilo de juego orientado hacia la expansión rápida y la dominación territorial.

Todos los caminos llevan a Roma, y esa es precisamente la habilidad especial de esta civilización. Cada nueva ciudad que sea fundada por los romanos contará automáticamente con un centro de comercio, y además generará una camino automático hacía la capital si está se encuentra en rango de conexión. Por otro lado, los caminos de mercaderes que atraviesen las ciudades romanas generarán más ganancias.

Roma puede defender sus territorios y sus rutas comerciales con sus legiones. Se trata de poderosas unidades de la edad de hierro que son más fuertes que el espadachín, al que remplazan. Además, las legiones pueden construir caminos y fuertes. Aunque esta última habilidad tiene una cantidad limitada de usos. Los baños son el distrito único de los romanos. Remplazan al distrito de acueducto, y otorgan mayores ventajas a las comodidades y el alojamiento, permitiendo a las ciudades romanas crecer más rápido.

El emperador Trajano cuenta con su propia habilidad especial: “La Columna de Trajano”. Cada ciudad nueva que sea construida bajo su mandato generará automáticamente un edificio en su centro urbano, por lo general un monumento.

Estas habilidades hacen de Roma una civilización ideal para el jugador que prefiere las estrategias expansionistas. Las habilidades especiales al comercio y las comodidades aseguran que las ciudades sean prosperas y estén bien comunicadas, y el distrito especial de los baños mantiene a los ciudadanos cómodos y felices. Roma puede encontrarse con enemigos y rivales en su búsqueda por llevar la gloria del imperio a todo el globo. Pero las legiones serán un hueso duro de roer para cualquier enemigo en la época clásica.

Sid Meier’s Civilization VI llegará a nuestras PCs el próximo 21 de octubre.