Si Sid Meier’s Civilization tiene una mascota, a esta altura del partido ya no quedan dudas que se trata de Mahatma Gandhi. Y así es como una vez más el venerable y pacifista líder del pueblo hindú regresa para liderar los destinos de esta civilización en Sid Meier’s Civilization VI.

India se perfila como una civilización que buscará sacar el máximo jugo posible de la arena religiosa. La habilidad especial de Gandhi es el Satyagraha, mediante la cual su civilización obtiene bonificaciones a la fe por cada contacto pacifico generado en la arena diplomática. Además, las civilizaciones rivales que ataquen a Gandhi recibirán penalizaciones extra en la forma de infelicidad por guerra.

La habilidad especial de India, el Dharma, le permite a esta civilización coleccionar las creencias de devoto de otras religiones. Por cada religión que India tenga en sus ciudades, sean propias o extranjeras, se acumularan las distintas creencias de devoto. Esto le permite a la india acumular una mayor cantidad de ventajas, y lograr beneficios mediante la religión no a través de la guerra, sino a través de la paz.

Pero si la paz no funciona, India cuenta con su unidad especial: el Varu. Se trata de potentes elefantes de guerra que generan penalizaciones a la fuerza de combate en las unidades enemigas adyacentes. India cuenta además con un edificio único el Baori (o Stepwell), una mejora de casilla única que otorga puntos extras de alojamiento, alimentos y fe.

India es otra civilización interesante a la hora de explorar las características del juego religioso en Civilization VI, y a diferencia de España, Gandhi opta por la vía de la comprensión y el entendimiento en lugar de la guerra santa. Claro que nos faltará saber si el viejo “glitch” que transforma a Gandhi en un maniático de las armas nucleares volverá a estar presente en Civilization VI. Nosotros, por las dudas, ya estamos preparando los bunkers.