Presentado en diciembre del año pasado durante un evento en china, la empresa líder en pruebas de rendimiento anunció hoy de manera oficial, su nuevo benchmark para DirectX 12 titulado Time Spy.

Desarrollado exclusivamente para poner a prueba las tecnologías Multi-Threading y Explicit Multi-GPU y Async Compute de la última API de Microsoft, el sucesor de 3DMark (2013) será una imprescindible herramienta para amantes del hardware y el overclock.

No hay una fecha de salida estipulada, pero Futuremark afirma que llegará pronto a todas las ediciones de Windows de 3DMark.