Los amantes del Cyberpunk deben estar más que contentos. Entre la resurrección de la franquicia Shadowrun (con el genial SR: Hong Kong como más reciente ejemplo), la próxima llegada de Deus Ex: Mankind Divided y la inminencia del gigantesco Cyberpunk de CDProjekt Red tienen para entretenerse por un buen rato. Y además, en este contexto, nos llega Satellite Reign de 5 Live Studios, otra de esas joyas surgidas de Kickstarter que apuntan a reflotar el amor por un clásico de antaño.

Y en este caso el clásico es el encomiable Syndicate, aquel gran juego de estrategia y tácticas lanzado por la querida Bullfrog en el año 1993. Los más jóvenes tal vez reconozcan el nombre por el reciente shooter lanzado por EA para PC y consolas de la anterior generación. No hace falta decir en ese caso estuvimos ante una bastardización más de una franquicia memorable en pos de hacer dinero fácil y apelar al bolsillo del gamer con poca paciencia y rango de atención. Satellite Reign es todo lo contrario: un juego de estrategia y tácticas profundo, demandante, y que hará las delicias de los fanáticos del género.

Humanity is my playfield

Toda la acción en Satellite Reign ocurre en una misma ciudad. Pero esta ciudad es un lugar hermoso y aterrador al mismo tiempo. La enorme urbe de granito y neón es hogar tanto de la población civil esclavizada por la publicidad y el consumo como de las poderosas megacoorporaciones que dominan todos los aspectos de la vida. Coorporaciones que protegen sus valiosos recursos mediante el uso de fuerzas paramilitares armadas con tecnología de última generación.

Y todo este escenario es el patio de juegos del jugador. El tutorial de Satellite Reign introduce a los cuatro agentes que se podrán controlar durante toda la aventura. El Soldado es el tanque y combatiente de primera línea por excelencia, capaz de absorber más daño que el resto, de atraer el fuego enemigo a su persona y de manipular explosivos, es el tipo que cualquiera quisiera tener cerca cuando se desata la balacera. El Soporte tiene una doble función, por un lado es el encargado de mantener sanos a sus camaradas y de brindarles modificadores de combate, pero además también puede escanear el mundo del juego y detectar detalles ocultos para el ojo desnudo.

El Infiltrador es el agente de subterfugio por excelencia, más ágil y veloz que el resto de los hombres, lleva una espada para realizar ejecuciones silenciosas y un generador de campo Stealth que le permite volverse invisible por cortos periodos de tiempo. El Hacker, finalmente, es el miembro más importante del equipo. No solo puede manipular la red enemiga y desactivar defensas o hackear torres de seguridad o drones, sino que es el encargado de conseguir nuevos y frescos cuerpos para el escuadrón.

En esta última habilidad del hacker, llamada hijack, se esconde una de las mecánicas de gameplay más interesantes de Satellite Reign. Es que en realidad, los agentes no son más que unos pedazos de carne cuyas mentes pueden ser transferidas de un cuerpo a otro. Cuando comienza el juego, los agentes cuentan con una serie de estadísticas (Vida, regeneración de vida, precisión, daño con armas, etc.) que arrancan en valores bajos. Mediante la exploración de la ciudad con la habilidad para escanear el mundo del soporte, será posible encontrar nuevos y frescos cuerpos para servir a los fines del proyecto.

Por ejemplo, tal vez el jugador encuentre a una joven tatuada que lleva unas gafas cibernéticas y que tiene elevadas estadísticas de vida y regeneración de vida: el tanque perfecto. Haciendo uso de la habilidad Hijack, el Hacker puede lograr acceso a sus implantes neuronales y “secuestrar” su cuerpo para transformarlo en el nuevo clon de nuestro Soldado.

¿Suena terrible y amoral? Así es el mundo Cyberpunk decadente que nos plantea Satellite Reign. A medida que avance el juego van a ir apareciendo cuerpos más adecuados para nuestros hombres, en especial si el jugador logra capturar a los agentes de seguridad de las distintas corporaciones que gobiernan la ciudad.

Neon and blood

Otro elemento positivo de Satellite Reign es la libertad que brinda la campaña a la hora de encarar las misiones. Apenas concluido el tutorial se abre el acceso a toda la ciudad, y el orden en el que se encaran las misiones depende totalmente de la decisión del jugador. Hay algunas barreras que franquear para acceder a los diferentes distritos en los que está dividida la ciudad, pero por lo general el juego brinda una sensación de libertad absoluta.

El objetivo final es llevar adelante el proyecto Satellite Reign y derribar a las corporaciones que gobiernan la vida en esta urbe. La historia que presenta la gente de 5 Live es bastante escueta, y no mucho más que una excusa para propulsar los acontecimientos. La mayoría de los elementos de la historia están presentados en forma de cajas de dialogo que contienen texto. El nivel de escritura es aceptable, si bien no esperen algo tan florido y pintoresco como lo que se puede encontrar en la franquicia Shadowrun.

La mecánica de gameplay es bastante sencilla en apariencia, pero esconde varios niveles de complejidad. El control de los cuatro agentes es en tiempo real, y es posible explorar la ciudad al ritmo que cada jugador encuentre conveniente. A la hora de encarar las misiones, es necesario infiltrarse en las instalaciones vigiladas y protegidas de las corporaciones rivales, y aquí una vez más destaca la increíble libertad y agencia que deja Satellite Reign al jugador.

La manera de enfrentar cada misión de infiltración, asesinato o sabotaje depende de las preferencias de cada jugador. Desde un violento asalto frontal con todo el escuadrón hasta una quirúrgica entrada y salida en solitario del Infiltrador sin ser detectado, todas las opciones son válidas e igualmente satisfactorias. Las mecánicas de combate e infiltración son sencillas pero están bien implementadas y a pesar de que existe una cierta repetición en los escenarios nunca se vuelve aburrido experimentar con distintas formas de encarar los desafíos.

Claro está, que no todo permanecerá siempre tan sencillo. A medida que se vayan superando objetivos se le encargara al jugador infiltrarse en zonas cada vez más peligrosas. Mientras que en las primeras áreas es necesario sortear cámaras de seguridad y guardias armados con armas ligeras, a medida que el escuadrón se vaya internando más y más en la ciudad aparecerán peligros cada vez mayores: Guardias aumentados con escudos de energía, torretas automatizadas con gran poder de fuego y poderosos drones de combate son solo algunos de los peligros que aguardan en las oscuras entrañas de esta urbe.

Para enfrentar estos desafíos Satellite Reign pone al alcance del jugador otra gran mecánica de gameplay en la forma de la división de investigación y desarrollo. Al superar misiones, el jugador va a ir encontrando prototipos de armas, equipamiento e implantes cibernéticos. Estos prototipos tienen dos posibles usos: equiparlos inmediatamente a uno de los agentes, o bien enviarlos a la división de I+D.

En el primero de los casos el jugador va a ganar un poderoso bonificador instantáneo, pero si el agente cae en combate el prototipo se pierde para siempre junto con ese clon. En el segundo de los casos, a cambio de una cantidad de dinero, es posible desarrollar la producción en serie del artefacto encontrado. Y si bien esta opción requiere tiempo y dinero, asegura el acceso a los nuevos chiches para nuestros hombres de manera permanente.

En resumen, Satellite Reign es un juego que pone en lo alto del podio a un elemento singular: la libertad del jugador. Cada una de las mecánicas presentes en el juego parece estar diseñada para brindarle al usuario opciones de todo tipo. Y esto es por supuesto un punto muy positivo del trabajo de la gente de 5 Live. Tal vez la única crítica fuerte que puede hacérsele al juego en cuanto a jugabilidad es que no todos los sistemas están presentados de la forma más clara y transparente. Sistemas tan importantes como el uso de la habilidad hijack para adquirir nuevos cuerpos y la mecánica de funcionamiento de la división de I+D no se hacen obvios para el jugador novato. Esto puede llevar a cierta frustración, puesto que si no se utilizan estos elementos de forma adecuada, los hombres del escuadrón serán demasiado débiles para afrontar los desafíos más avanzados.

Kingdom of the Eternals

Visualmente, Satellite Reign es un juego decididamente competente. La ciudad está presentada desde una vista isométrica y el nivel de detalle plasmado es abundante. Enormes carteles de publicidad animados se reflejan en los charcos formados por la aparentemente eterna lluvia, calderas industriales se revuelven bajo las pasarelas que atraviesan nuestros hombres, y las luces de las cámaras de seguridad y las linternas de los guaridas enemigos son una señal de alerta clara y constante. El trabajo plasmado en la parte gráfica es realmente excelente, y me atrevo a decir que Satellite Reign es uno de los juegos con perspectiva isométrica más bonitos que vi en mi vida. Eso sí, desactiven ese molesto movimiento automático de la cámara en el menú de opciones.

La banda musical es competente, si bien no destaca demasiado. Los tonos electrónicos y sintéticos esperados para este tipo de producto y ambientación cantan presente, y logran acompañar los acontecimientos de manera adecuada. El trabajo de voces es mínimo, ya que la mayoría de los elementos de la historia son presentados en forma de texto silencioso. Sin embargo, no hay que dejar de prestarle atención a la charla por radio de los soldados enemigos, que indica cuando han abandonado la búsqueda de nuestros hombres o cuando llaman refuerzos para sumarse al combate.

En definitiva, estamos ante un juego muy competente. Inspirado fuertemente en el viejo Syndicate, Satellite Reign logra superarlo en varios aspectos. La gente de 5 Live ha logrado crear un juego de tácticas y manejo de escuadrón en tiempo real competente, complejo y adictivo, como no se lo ha visto, tal vez, desde Commandos 2. Si se añade a eso una deliciosa capa de ficción Cyberpunk y un grupo de complejo sistemas de administración de nuestros hombres y su equipo, estamos ante un posible clásico instantáneo. Un juego recomendado para todos los fanáticos del Cyberpunk y de la estrategia en general.

Satellite Reign – Review
Historia70%
Gameplay95%
Gráficos90%
Música y sonidos75%
Lo bueno:
  • Mecánicas de juego que brindan libertad absoluta al jugador.¿
  • Hermosa estética Cyberpunk
  • Excelentes sistemas de desarrollo de los personajes y su equipamiento
Lo malo:
  • Excelentes sistemas de desarrollo de los personajes y su equipamiento
  • Los escenarios pueden volverse algo repetitivos
  • Historia escueta y pobremente presentada
89%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
95%