En un anunció de su CEO, la empresa de las etiquetas rojas ha anunciado sus ingresos para el último cuarto de año de 2014 y los resultados no son para nada buenos. Las ganancias de AMD en el Q4 de 2014 han retrocedido un 22% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los $1.43 billones que la empresa californiana había embolsado en el 2013 se transformaron en unos “meros” $1.23 millones en el último año.

Es muy pronto para aventurar qué consecuencias puede tener este fuerte retroceso en ganancias para AMD. Por lo pronto los rumores solo indican que están trabajando fuertemente en su próxima familia de GPUs y que estos podrían ver la luz a mediados de 2015. Tal vez una nueva y exitosa línea de placas de video es lo que AMD necesita para nivelar sus finanzas.

Pueden leer la nota completa en AnandTech.