Valve hizo unos ajustes silenciosos a la manera de mandar regalos a través de Steam, en busca de normalizar y prevenir el trabajo de estafadores. Antes de entrar en pánico vale aclarar que el sistema de regalos se mantiene igual: compramos algo directamente para una persona que lo puede activar e instalar automáticamente.

Pero ahora hay cambios para quienes compren regalos y los dejen guardados en sus inventarios, quienes deberán mantener los items en espera durante treinta días, hasta poder hacer la entrega. Esto es para evitar una maniobra muy común entre los estafadores, quienes venden items de sus inventarios para luego cancelar los pagos de las tarjetas de crédito, obligando a Valve a revocar el producto.

“Hemos hecho este cambio para hacer que el intercambio de regalos sea una mejor experiencia para aquellos que reciban los regalos. Esperamos que esto disminuya la cantidad de gente que intercambia por un juego que termina siendo revocado más adelante, debido a los métodos de pago de los compradores.”

Valve no habla de estafadores. Valve nos cuida.