No hay dudas de que el Oculus Rift va a ser un dispositivo que va a revolucionar la forma en que jugamos. Sin embargo, algo muy llamativo es que este fenomenal gadget también podrá ser usado en juegos no tan nuevos, y este video es la prueba de que shooters clásicos como Duke Nukem 3D se podrán beneficiar y experimentarse de forma diferente e innovadora, gracias al nuevo kit de desarrollo DK2 y el soporte de seguimiento posicional.

No se pierdan el video: