THQ Nordic sigue en su cruzada de adquirir IPs olvidadas o que cuyos developers están en problemas financieros, y hoy el publisher anunció que han adquirido los derechos de la franquicia de Stainless Games.

La compra están siendo administrada por  THQ Nordic AB, con base Karlstad, Suecia, y las operaciones diarias (ventas y distribución, evaluación de secuelas y nuevo contenido) estarán a cargo de THQ Nordic GmbH en Viena, Austria y/o handy-games.com GmbH in Giebelstadt, Alemania, respectivamente.

Carmageddon: Reincarnation, la última iteración de la serie, tuvo un turbulento desarrollo que no muy fiel a las raíces de la saga, lo cual hizo que los fans y los medios de prensa lo masacraran. Su DLC gratuito Max Damage intentó corregir algunas de las características y errores más grotescos del juego base, pero el daño ya estaba hecho.

Esperemos que THQ Nordic pueda lanzar una secuela digna de los dos primeros títulos de la serie, lanzados en 1997 y 1998, respectivamente, o mejor aún, un remake de estos.