Luego de la controversia, los ultimatums de Gearbox, y la consecuente disolución del acuerdo, la tienda G2A emite un comunicado para informar sobre lo sucedido con la exclusiva edición de colección de Bulletstorm: Full Clip Edition y hacer su descargo.

De acuerdo al comunicado, G2A acusa a Gearbox de haber respondido a dichos sin fundamentos, basándose en las acusaciones del youtuber TotalBiscuit, sin haber hecho una investigación adecuada antes de comenzar a hacer reclamos públicamente.

“Todo comenzó con algunas pocas reacciones negativas de algunos YouTubers, y en particular de John ‘TotalBiscuit’ Bain, al anuncio de que G2A.com estaba trabajando junto a Gearbox Publishing. Nuestro asociado, Gearbox Publishing, desafortunadamente decidió hacer pública una carta con una lista de ultimatums, sin consultarnos acerca de la veracidad de las acusaciones hechas por John Bain,” dice el comunicado de G2A. “Este es un excelente ejemplo de que acciones imprudentes, sin total conocimiento de los hechos, pueden ser dañinas tanto para el desarrollador como para la tienda. Especialmente partiendo desde que, todo lo requerido a G2A.com en los ultimatums, ha sido parte de nuestra tienda desde hace mucho tiempo.”

Dentro de las demandas de Gearbox se reclamaba que la tienda ofrezca un respaldo gratuito a todos los usuarios, sin necesidad de pagar por G2A Shield para que respondan por los usuarios con reclamos, cuando de hecho, G2A responde también para los que no pagan el servicio, solo que de otra manera. G2A Shield es un servicio de pago que elimina la necesidad de contactarse primero con el vendedor, pasando directamente a manos de la tienda el reclamo. Sin embargo, los que no contratan en servicio durante la compra, también cuentan con un respaldo pero de manera más tradicional, empezando por un contacto directo con el vendedor, y si no se llega a un acuerdo pronto, la tienda entra a intermediar, analizando la situación y resolviendo de la manera que considera más conveniente.

“El problema es que algunos desarrolladores no quieren aceptar que la gente revenda sus juegos. A los desarrolladores les gustaría controlar el mercado y todos los canales de venta que lo componen, imponiendo precios más altos y prohibiendo la reventa de juegos sin usar. G2A.com no está de acuerdo con esto – respetamos los derechos de los compradores, compradores que lamentablemente creen que las reglas que imponen los desarrolladores están enmarcadas en la ley,” continúa el comunicado. “Es por esto que G2A.com no le dará acceso ni la habilidad de modificar la base de datos a los desarrolladores con los que no se haya firmado un acuerdo. G2A.com tiene que proteger a cada vendedor honesto, y al dar ese tipo de acceso a todos los desarrolladores, estaríamos permitiendo una situación en la que el desarrollador puede borrar cada key en nuestra tienda, más allá de su origen. Semejante acción sería dañina para la industria, los jugadores, y es ilegal.”

“Respetamos a nuestros críticos y creemos que en el fondo buscan el bien de la industria. Desafortunadamente, muchas veces no entienden como funciona G2A.com y esta desinformación los lleva a confundir al público sobre nuestra empresa. La más grande prueba de esto fueron los cuatro ultimatums formulados en parte por John Bain, que resultaron ser completamente innecesarios debido a que todos los problemas presentados han sido resueltos por la tienda G2A.com durante mucho tiempo.”

“La mayoria de las acusaciones lanzadas hacia nosotros están basadas tanto en la falta de conocimiento como en la falta de intenciones de conocer el otro lado de la historia. El más claro ejemplo de esto es la cita de declaraciones falsas y difamatorias a la vez que se ignoran los hechos.”

En sus declaraciones, G2A responde directamente a todos los reclamos que Gearbox tenía en su carta de ultimatums, para que no queden dudas de cómo funciona el sistema y a la vez, poniendo en evidencia al publisher, que hizo un arreglo sin saber realmente quien era su asociado.

Lo que sigue llamando la atención es como una empresa como Gearbox, que lleva décadas en la industria, no haya estado al tanto de ninguna situación, poniéndose en peor lugar cuando es el propio CEO, Randy Pitchford, quien declara abiertamente en su cuenta de Twitter no haber conocido a G2A antes del escándalo, culpando a la parte publicitaria de la empresa. Si es una maniobra de descargo, la maniobra es muy rara.

No sabía de la existencia de G2A hasta la semana pasada. El grupo publicitario está manejando ese negocio. Espero que hayan aprendido. Son nuevos en esto. Gracias!