Durante la PAX East 2017, personal de GameSpot pudo entrevistar a Jeff Strain, CEO de Undead Labs, acerca de las novedades que se vienen para la segunda entrega de State of Decay, incluyendo el nuevo modo cooperativo y la posibilidad de desarrollar otros géneros.

Strain comentó que para empezar el desarrollo de esta segunda entrega, tomaron nota de todas las caracteristicas del primer State of Decay y las separaron en tres categorías: Lo que les gustaba a los fans y pensaban mejorarlo; las innovaciones que les gustaría presentar; y todo lo que los fans odiaron, como el sistema de progresión offline.

La idea es convertir la experiencia en algo completamente consecuente a las acciones del jugador. Que al morir sea absolutamente la responsabilidad de cómo jugamos y no por culpa de cómo el juego nos tira con cosas aleatorias en medio de la experiencia.

En cuando a la modalidad cooperativa, quedaban dudas sobre la manera en que el juego balancea la diferente cantidad de jugadores (de 1 a 4), ya que no se sabia si aumentará la dificultad o la cantidad de los enemigos, y de acuerdo a Strain, no va a haber nada de eso. El juego está pensado para que los jugadores tengan que sobrevivir a sus propias decisiones, sin variar la hostilidad del entorno. Asi que no se trata tando de como afectará a la diferente cantidad de jugadores, sino de la manera en que esos jugadores actuan y se complementan entre ellos.

Lamentablemente, a pesar de contar con un elemento online, los desarrolladores han optado por dejar afuera un modo competitivo, para enriquecer más la experiencia del mundo abierto por el lado cooperativo.

Durante el desarrollo, el mayor desafio que tuvieron que superar fue construir un mundo abierto que se interrelacione, para no depender de scripts ni triggers al momento de construir una experiencia. De acuerdo a Strain, hay entre 14 y 20 sistemas que se interconectan para darle vida al mundo y simular todas las inteligencias artificiales que nos van a construir una ambientación única. Para lograr semejante avance, la cantidad de integrantes en el equipo de producción creció para llegar a ser cuatro veces más grande de lo que se utilizó para el primer juego.

Al ser un juego exclusivo de Xbox, tanto para la Xbox One como para PC -con soporte para Xbox Play Anywhere y crossplay-, el estudio ha aprovechado las novedades técnicas que se revelarán con la salida de la Project Scorpio, por lo que podemos esperar una versión mucho más detallada que la de la Xbox One original, y por lo tanto, una mejora de calidad en el port de PC.

Finalmente, se le pregunto a Strain acerca de futuros proyectos y de la posibilidad de hacer juegos que no sean de zombies (esquivando la obligación que les da el nombre de su estudio “Undead Labs”), a lo que respondió que él no ve a State of Decay como un simple juego de zombies sino más como una fantasia de supervivencia donde los zombies son contextuales, así que no descarta llevar la fórmula a otro tipo de universos.

State of Decay 2 aun no tiene fecha de lanzamiento, pero es muy probable que se termine de confirmar toda la información, junto con revelaciones de gameplay, durante la próxima E3.