Por tercer año consecutivo, Pro Evolution Soccer llega a PC como un port de la versión “last gen” del juego de consolas. Podiamos llegar a comprender esto con Pro Evolution Soccer 2015. Después de todo en 2014 la XBOX One y la PS4 eran consolas nuevas, y en cierta forma era comprensible que Konami centrara sus esfuerzos en ellas. Más difícil fue comprenderlo cuando el año pasado, Pro Evolution Soccer 2016 también llegó a PC como un port “last gen”.

Pro Evolution Soccer 2017 no es diferente a las dos versiones anteriores. El juego de futbol de Konami, parte de la diarquía reinante en esta categoría hace décadas, vuelve a llegar a PC como una versión que no es ni más ni menos que un insulto a todos los PC Gamers por parte de la empresa japonesa.

Pro Evolution Soccer 2017 presenta como juego todos los elementos que hicieron de las entregas anteriores algo disfrutable (más allá de los pobres ports gráficos). El sistema de juego refinado, preciso y orientado hacía recrear la imprevisibilidad del fútbol regresa. Pero los elementos que propiciaron el “retorno a la gloria” de PES con su versión 2015 ya empiezan a ponerse algo viejos. En un nivel jugable, la versión de PC de Pro Evolution Soccer 2017 no es muy diferente al juego anterior.

Claro que esto no es algo malo en sí mismo. PES sigue siendo un simulador de fútbol muy disfrutable. El control preciso del juego permite armar aceitadas jugadas de ataque. El timing en las entradas sigue siendo tan importante como siempre a la hora de la defensa. Y la imprevisibilidad que genera la física del balón y los encontronazos entre los jugadores agrega una cuota extra de dramatismo a los partidos.

Regresa además todos los modos clásicos del juego: Temporadas y copas (offine u online), Liga Master y MyClub. Aunque la mayoría de ellos sin grandes novedades. La Liga Master sigue siendo el plato fuerte para aquellos nostálgicos que recuerden los años de gloria de Winning Eleven. Mientras que MyClub continúa intentando emular a Ultimate Team de FIFA, pero aún no logra dar el salto de calidad definitivo.

Hasta aquí lo que podemos decir de bueno sobre PES 2017, que no difiere demasiado de lo dicho el año pasado. Pero es hora de regresar al tema del port. Pro Evolution Soccer es un juego que en este 2016 se ve y se siente decididamente feo. “Feo”, es la palabra adecuada para describir a este juego de futbol. Desde el césped sin textura hasta las figurillas “low-res” estáticas que componen a los espectadores, todo en Pro Evolution Soccer 2017 grita “2006” por cada uno de sus poros. Y por supuesto, estamos ante un port de consolas lanzadas precisamente hace una década.

Algo así ya sería suficiente para condenar a Konami. Pero Pro Evolution Soccer 2017 presenta otros problemas. Por empezar, el eterno tema de las licencias sigue siendo enormemente molesto. Es todo un logro, y digno de aplaudir, que Konami haya conseguido los derechos oficiales para el FC Barcelona. Tanto la camiseta del club, como el Camp Nou y las máximas figuras del equipo están representados de forma bastante fidedigna (o todo lo que lo permite el port). Y tener versiones oficiales de Iniesta, Luis Suarez o Lio Messi es sin duda un punto positivo.

Pero el problema de las licencias regresa a mordernos en el trasero cuando encontramos que es imposible enfrentar a este completo FC Barcelona con su archirrival: La Casa Blanca no está presente en PES 2017. En lugar de encontrar al Real Madrid encontraremos un equipo con nombre de fantasía y una camiseta ficticia. Es como tener a Batman sin el Joker, a Sherlock Holmes sin Moriarty. Por todo el empeño puesto en conseguir la licencia del Barcelona, el juego sigue sintiéndose incompleto.

El problema de las licencias se extiende a otras ligas y otros ámbitos. Es muy llamativo por ejemplo que la selección argentina de fútbol no cuente con su camiseta oficial. Seguramente el resultado de una caída en desgracia de Konami con la empresa de indumentaria Adidas.

Más allá de lo mencionado hay otros elementos que llaman la atención. Para los jugadores argentinos seguramente será bastante curioso escuchar los relatos de Mariano Closs acompañado por los comentarios de Fernando Niembro. Es vox populi la caída en desgracia del comentarista luego de su fallido paso por la política. Pero Konami parece no haberse enterado, o más bien parece estar reusando las grabaciones de hace tres años ya que parece no haber demasiadas líneas nuevas (si hay alguna).

Solo me queda un elemento que agregar sobre Pro Evolution Soccer 2017, y tiene que ver con la publicidad engañosa utilizada por Konami en el frontpage de Steam donde pueden verse trailers e imágenes del juego que no son para nada representativas del resultado final que ofrece el port. Estas prácticas fraudulentas se están transformando en moneda corriente, y es algo realmente peligroso.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por KONAMI.

Pro Evolution Soccer 2017 – Review
Gameplay70%
Gráficos20%
Sonidos70%
Multiplayer70%
Lo bueno:
  • A pesar de todo, sigue siendo un juego de futbol entretenido.
  • Liga Master y MyClub se mantienen interesantes.
Lo malo:
  • Horrible port gráfico.
  • Sin grandes innovaciones en general.
  • El problema de las licencias, cada vez peor.
45%Nota Final
Puntuación de los lectores: (19 Votes)
15%