Ubisoft se ha hecho cargo oficialmente de uno de los tantos problemas que tiene Assassin’s Creed: Unity. De acuerdo al publisher, los usuarios de CPUs y GPUs AMD están siendo afectados por un inconveniente particular.

“Somos conscientes que el rendimiento de los gráficos en Assassin’s Creed Unity de PC puede estar siendo afectado negativamente por ciertas configuraciones de CPUs y GPUs AMD.”

“Esto no debería afectar a la vasta mayoría de jugadores de PC. Estén seguros que AMD y Ubisoft están trabajando juntos continuamente para resolver el problema, y entregaremos más información tan pronto esté disponible.”

La versión de PC no es la única que está teniendo problemas. Las ediciones de consolas, tanto en Xbox One como en Playstation 4, sufren para mantener los 30fps constantes, pasando la mayoría del tiempo tocando un promedio de 20fps. Pobres peasants.