Luego de haberse lanzado la Actualización #1 para DOOM Eternal que, entre otras cosas, había implementado el recién estrenado sistema anti-cheat de Denuvo, el cual impide a los usuarios de Linux jugar la campaña single-player y se detecta como virus en aquellas PCs con Windows, Id Software decidió que lo eliminarán con su próxima actualización de DOOM Eternal. Así lo anunció Marty Stratton mediante una publicación en Reddit.

Según Stratton, el Productor Ejecutivo de DOOM Eternal, muchos de los crashes y problemas de rendimiento que algunos usuarios están experimentado, se deben a cambios en el código que se hicieron a la asignación de VRAM, los skins personalizables, y memoria, no al nuevo sistema anti-cheat.

El gran número de quejas sobre el nuevo sistema anti-cheat de Denuvo, que utiliza un driver en modo kernel (similar al implementado por Valorant de Riot Games) hizo un gran estruendo en la comunidad de DOOM, y el publisher no tuvo más remedio que retirarlo (al menos temporalmente). Según Irdeto, la compañía que compró Denuvo, este sistema anti-cheat se ejecuta en el kernel al iniciar el juego y se desactiva una vez que salimos del mismo. Sin embargo, el sistema anti-cheat debe instalarse por más que sólo queramos jugar el single-player. No es sólo para el modo multiplayer Battlemode como indica la compañía.

Además, los usuarios de Linux, al no poder correr el anti-cheat de Denuvo debido a que utiliza otro sistema de Kernel, ni siquiera pueden jugar la campaña single-player de DOOM Eternal, y muchos de ellos están pidiendo reembolsos a raíz de ello, ya que no tienen forma de jugarlo. Eso parece que no va a cambiar por el momento, ya que Stratton no menciona nada para los usuarios de Linux -cuyos usuarios lamentablemente parecen no importarles mucho a Bethesda, ya que DOOM Eternal no cuenta con soporte oficial para dicho sistema operativo.