Cuando hace muy poco hablamos de las características del Aerocool Quartz RGB, remarcamos su gran calidad, diseño y la practicidad de sus prestaciones, pero advertimos sobre sus líneas conservadoras. Ahora, recién llegado al catálogo de la marca, nos toca analizar un gabinete de un concepto bastante alejado de aquel excelente mid-tower.

El Aerocool Glo no se aferra a conceptos preestablecidos ni por la marca, ni por extraños, sino que busca su propia identidad girando alrededor de la necesidad de tener iluminación de colores en nuestros equipos (de ahí “Glo” por “glow”, que en castellano es brillo), pero además presenta modernidad en cada uno de sus aspectos prácticos, ofreciendo líneas definidas y paneles de vidrio templado, un shroud para ocultar la fuente, y algunos giros inesperados que pueden llegar a ser el punto de venta definitivo para un grupo de aficionados particular.

Este chasis viene contenido en una fuerte caja con impresiones en negro y líneas bien claras, con un frente donde se puede ver el dibujo del gabinete en dos ángulos distintos, y un reverso donde nos encontramos con un despiece total del contenedor, especificando claramente la inclusión de un fan trasero de 140mm, una bahía de drive de 3.5 pulgadas, un panel para sujetar drives de 2.5 y 3.5 pulgadas en el interior, un filtro inferior, y dos soportes para drives de 2.5 pulgadas para la parte trasera.

Al tener el gabinete en nuestras manos se puede apreciar su diseño extremadamente minimalista y a la vez elegante, de determinadas líneas rectas y solo algunos detalles en la parte superior. No hay un solo ángulo incómodo ni una forma fuera de lugar, ya que el espectáculo pasa por otro lado, al encenderlo, donde sus dos bandas frontales se encienden mediante la utilización de LEDs direccionables.

Diseño

  • Tipo de caja: Mid Tower
  • Color: negro
  • Espesor de acero: 0.7mm
  • Placas base: SSI-CEB / ATX / micro ATX / mini-ITX
  • Ranuras de expansión: 7
  • Admite GPU de hasta 425 mm
  • La separación de CPU admite CPU de hasta 160 mm

Peso y dimensiones

  • Dimensiones de caja (interna): 210 x 450 x 455 mm (Anch x Alt x Anch)
  • Dimensiones de caja (total): 210 x 475 x 477.8 mm (Anch x Alt x Anch)
  • Peso neto / peso bruto: 8.0kg / 9.2kg

Soporte para ventiladores

  • Frente: 120 mm x2 (Opcional)
  • Lado interior: 120 mm x 2 (opcional)
  • Abajo: 120 mm x 3 (Opcional)
  • Trasero: 120 mm x 1 (Incluye ventilador de 120 mm)

Soporte para Refrigeración líquida

  • Lado interior: radiador de 240 mm (opcional)
  • Parte inferior: radiador de 360 mm (opcional)

Medios de almacenaje

  • Bahías de unidad de 5.25: 0
  • Bahías de unidad de 3.5: 3 Max.
  • Bahías de unidad de 2.5: 5 Max.

Puertos e Interfaces 

  • Cantidad de puertos tipo A USB 3.0 (3.1 Gen 1): 2
  • Entrada de audio: Si
  • Salida de audio: Si

Fuente de alimentación

  • Fuente de alimentación ATX: hasta 225 mm, opcional
  • Ubicación de fuente de alimentación: Fondo

Tanto el frente como la parte superior están construidos en chapa, conjugándose en una misma banda conformada por dos tapas en una unión casi imperceptible, para que llegue hasta el fondo. La pintura en negro mate hace su parte para tampoco sobresalir demasiado y apuntar a la elegancia de todo este concepto. El panel lateral visible es de vidrio templado y se ajusta mediante patas encastrables y dos tornillos manuales traseros que cuentan con un tope para que no se caigan. Ambos extremos están montados sobre dos bandas plásticas negras que ocultan estas soluciones y además mantienen la línea del diseño general. El vidrio es matizado en un tono bastante oscuro como para poder apreciar el interior del sistema a simple vista, por lo que se requerirá de una iluminación interna extra para poder hacer sobresalir el hardware a través de esta ventana.

Del otro lado, un panel de chapa ranurada para sumar ventilación, con la misma técnica de agarre que la de su contraparte, quedando firme bajo cualquier circunstancia, distanciandose de posibles sonidos latosos generados por vibraciones. La estructura es fuerte, toda en metal, y no flexiona fácilmente, por lo que podemos asegurarnos de tener varios armados y desarmados de sistema sin perder la entereza que propone de fábrica.

Al inspeccionar su interior, una de las cosas que llama la atención es que el shroud de la fuente no está en el lugar correcto (o en el que estamos acostumbrados), sino que se encuentra en la parte superior, como en gabinetes de antaño, pero cumpliendo con su cometido de ocultar el cableado y el propio módulo de energía, y a pesar de parecer que se trata de una solución que complica la administración de cables más que lo que la mejora, el resultado final es prácticamente igual al de tener el shroud en un lugar más tradicional.

Esto se logra gracias a la gran cantidad de rutas alternativas que presenta el panel donde se sujeta la placa madre, incluyendo tres pasajes engomados para llevar los cables principales a la mother y placa de video, y tres ranuras inferiores para el cableado de audio y USB frontales. Más llegando al frente también nos encontramos con una placa desmontable que permite sostener dos drives de 2.5 o 3.5 pulgadas, de forma vertical, o retirarla para poder incorporar un radiador de forma frontal, gracias al potencial flujo de aire propuesto por las ranuras del panel de chapa lateral.

A pesar de tener un frente absolutamente sellado, este gabinete también permite adaptar 3 ventiladores delanteros, aprovechando una toma de aire inferior que abastece a todo el equipo, lo cual hace que podamos a aprovechar todas sus capacidades de flujo para refrigerar el equipo al máximo, aunque con lógicas salvedades. Quizá todas estas soluciones sean un tanto limitadas, pero al sumarlas ofrecen lo indispensable para que cada solución de refrigeración de procesador y placa de video haga su trabajo, aunque siempre es recomendable pasarse a los loops de bomba y radiador en estos casos donde prima la estética por sobre la ventilación.

El espectáculo visual se complementa de las mencionadas bandas de LEDs direccionables frontales, que se conectan directamente a motherboards que tengan un header apropiado de 3 pines, o en su defecto se pueden controlar con el botón dedicado en el panel de control del gabinete. Mediante este acceso directo se puede ciclar a través de 6 modos de animación diferentes y 7 colores estáticos, sin necesidad de configurar nada por software. Si se utiliza el mencionado header de RGB digital, el Glo puede hacer todo lo que se le determine mediante los softwares dedicados de cada placa madre que soporten esta tecnología, como con el Aura Sync de Asus o el Mystic Light Sync de MSI, y así también generar una coordinación con otros dispositivos compatibles con estos sistemas.

El efecto producido por las bandas blancas dedicadas al RGB es realmente suave y parejo, sin posibilidad de saber exactamente la cantidad de LEDs que lo conforman, brindando un espectáculo inigualable y muy elegante para no destruir todo lo logrado por el diseño general del chasis. El efecto no es solo agradale, sino también sutil, y se puede dejar prendido a toda hora sin miedo a sentir una invasión de luminosidad en el ambiente, aún en horas de poca iluminación.

Este Aerocool Glo es otro de los grandes ejemplos de la versatilidad que la marca le impone a sus productos, y además de todos los aditamentos y soluciones que presenta para el armado de un equipo ideal, también expande sus posibilidades con la capacidad de llevar radiadores de hasta 360mm en su base inferior, tal y como si tuviéramos el gabinete invertido. Otra de las ventajas también se encuentra en su anchura, ya que en estos días se acostumbra a utilizar enfriadores por aire sobredimensionados para procesadores, como es en el caso de los super efectivos Noctua o los Be Quiet!, que en más de una ocasión generan problemas al tratar de cerrar un gabinete. Para el caso del Glo contamos con un espacio total de 160mm para poder colocarlos sin inconvenientes, lo cual es otro gran beneficio a la hora de pensar en cambiarle el hogar a nuestro hardware, sumado a que su precio de lanzamiento es de nada menos que 3700 pesos.

Sin lugar a dudas nos encontramos frente a un ejemplar digno de tener en cuenta a la hora de considerar la compra de un mid-tower. El Aerocool Glo no solo es elegante y presenta un diseño ultra moderno, sino que además cumple con los requisitos para albergar todo lo que compone a un sistema actual y alcanza una relación entre precio y prestaciones que pocas marcas siquiera se llegan a arrimar. Quizá sus intenciones de extrema visual atentan un poco contra el flujo de aire total, pero todo está pensado para que sea efectivo en la mayoría de los casos, exceptuando equipos de muchísimo overclock o varias placas de video de alta gama.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Aerocool Argentina.

Gabinete Aerocool 'GLO' - Review
Diseño90%
Construcción100%
Prestaciones90%
Precio90%
Lo bueno:
  • Diseño brillante
  • Excelente implementación de RGB
  • Practicidad en todos los aspectos
Lo malo:
  • Flujo de aire limitado
92%Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
100%