La actitud de Nintendo hacia los lanzamientos y descarga de ROMs, ya sea de archivos originales del juego o títulos editados por fans, rara vez logró algo por el lado de las litigaciones. En muchos casos, los productores de juegos se habrían conformado con cartas de cese y desiste o reclamaciones sobre infracciones de derechos de autor bajo la DMCA para proteger su IP.

Esta semana la compañía ha decidido tomar medidas más agresivas mediante acciones legales, ya que Nintendo de America presentó una demanda el pasado jueves, buscando obtener millones de dólares en daños y perjuicios por la descarga y uso no autorizado de archivos de juegos provistos por sitios de ROMs, entre otros.

Según informó TorrentFreak, la demanda de Arizona alega una “descargada violación de derechos a gran escala de las propiedades intelectual de Nintendo” por los sitios LoveROMs y LoveRetro. Estos sitios, que ya han cerrado sus puertas al parecer, combinaban descargas de ROMs y emulador dentro del browsers para brindar acceso sencillo a las mismas, y la demanda incluye screenshots y explicaciones de la interfaz para demostrar exactamente cómo funcionan los sitios y cómo los usuarios pueden jugar ‘miles de videojuegos de Nintendo, trabajos con derechos de autos, e imágenes”

Nintendo busca muchísimo dinero para compensar los supuestos daños. La cifra más grande abarca desde “u$s 150.000 por la violación de cada uno de los trabajos con derechos de autos de Nintendo, hasta u$s 2.000.000 por la violación de cada una de las marcas registradas de Nintendo”. Multiplicando la primera por miles de trabajos con derechos de autos, sin duda el número final tiene muchos ceros.

Además, Nintendo ha peticionado la divulgación absoluta de ‘los pagos, recibos, cuentas de pérdidas y ganancias, ingresos por publicidad, donaciones, ingresos por cripto-minería y otros materiales financieros’ referidos a la demanda como recompensa a Nintendo por cualquier ganancia que haya generado el sitio.

La demanda a los acusados no como “jugadores casuales” sino como “partes poderosas con un gran conocimiento sobre las propiedades intelectuales de Nintendo y la industria de los videojuegos en general”.