Luego de la ambigua recepción de Dark Souls 2, Hidetaki Miyazaki vuelve a tomar las riendas de la saga como director, para darle a los fans la merecida tercera y última iteración de la trilogía de Dark Souls.

Aquellos hayan jugado Dark Souls 1 y 2, sabrán que los sucesos de la historia se van desarrollando y ampliando al leer la información de armas, armaduras y anillos, siendo los más relevantes aquellos que adquirimos al derrotar a jefes. Similar a las previas iteración, deberemos obtener las almas de los Señores de las Cenizas (Lords of Cinder) para enlazar nuevamente la Primera Llama. A pesar de que hay muchos detalles implícitos en esta tercera parte, dilucidarlos y conectarnos con primeras dos partes no serán fácil, y probablemente algunas piezas del rompecabezas no las podamos revelar por nosotros mismos.

En Dark Souls 3, habrá varias diferencias significativas en la jugabilidad con respecto a sus predecesores. Lo primero y mas importante, es el cambio en velocidad de ataque y movimiento de los enemigos, tanto de los comunes como los jefes, recordándonos mas al Dark Souls 1 que al 2 -pero siendo incluso mas rápida que en el 1. Para hacer una comparativa concreta, la rapidez de muchos de jefes de Dark Souls 3, se asemeja a la pelea contra Artorias the Abysswalker de Dark Souls. Aquellos que recuerden este enfrentamiento, sabrán que es un verdadero dolor de cabeza.

Un cambio con el que muchos no estarán contentos, es que las armaduras ya no podrán actualizarse, de manera que su rol será en esta oportunidad de una naturaleza más complementaria. El incremento de -prácticamente- la totalidad de los atributos nos brindará puntos de defensa y resistencia, estando el peso de la armadura condicionado por la carga de equipamiento (para lo cual precisamos subir el atributo Vitalidad). Tener una relación entre carga y armadura de menos de 70%, nos permitirá realizar volteretas rápidas y, en caso de superar dicho cifra, nos sentiremos como una bolsa de papas rodante.

Otro cambio bastante importante se observa en el sistema de magia. Ahora ya no tendremos un numero limitado de usos para lanzar hechizos, sino que junto a la barra la vida y resistencia (o stamina), tendremos una azul exclusiva para los mismos. Este cambio no solo servirá para usar los ataques mágicos de nuestro personaje, sino que también para los ataques especiales correspondiente de cada arma o escudo.

Otra desemejanza es que la exploración del mundo ahora está limitada a eventos de la historia, contrario a Dark Souls 1 y 2 donde podíamos explorar cada pixel del mapa, al margen de las obvias desventajas de querer adentrarnos en zonas con enemigos muy por encima de las capacidades de nuestro equipamiento. En este sentido, Dark Souls 3 pierde un poco de esa independencia y sentido de la exploración libre y sin fronteras. Quizás Miyazaki quiso evitar el masoquismo desmedido.

En nuestro staff son varios los que ya han jugado las previas entregas y, gracias a ellos, les mencionamos las diferencias más importantes con respecto a la última parte de la trilogía de Dark Souls. Sin embargo, hay otros -como yo- que debutan en la saga con Dark Souls 3. Por esa razón, también queremos compartir nuestra experiencia para alentar a todos aquellos que temen aventurarse en los RPGs de FROM Software, no necesariamente conocidos por ser fáciles o indulgentes.

Con mucha predisposición a explorar y morir, me encontré con una jugabilidad refrescante, desafiante y única en el género. Sin un marcador de quests, mapa o mini-mapa, o un indicador que me guíe a lo largo del juego, Dark Souls 3 se presenta como un título y una saga que reinstala y trasciende muchos elementos old-school, arrojándonos a tantear e inspeccionar cada área que recorremos, y poco a poco nos enseña a ser prudentes, y no dar nada por sentado a la hora de combatir tanto enemigos regulares, como jefes primarios o secundarios.

Lo que más me llamó la atención es la forma en que nuestro personaje sube de nivel. Al eliminar enemigos, se nos recompensará con almas que luego podremos usar para subir los diferentes atributos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las almas las podremos perder en caso de morir, teniendo una oportunidad de recuperarlas en cada muerte. En caso de no hacerlo, no habrá forma de reponerlas. Esto hará que seamos aún más cautelosos a la hora de avanzar, aunque la desesperación por recuperarlas siempre puede causar un efecto adverso y por ejemplo, querer correr a través de enemigos para recobrarlas -y a veces morir en el intento. Ante tales situaciones, recuerden cerrar los ojos y respirar hondo, porque los teclados se pueden romper.

Con un alto grado de prueba y error de por medio, que es premiado luego con la experiencia y la gratificante victoria sobre un enemigo que previamente parecía imposible, Dark Souls 3 me hizo entender porqué la saga y otros títulos del developer, como Demon Souls y Bloodborne, son tan populares y aclamados por los amantes de los RPG. Me resultó sumamente liberador no tener que andar buscando cada cajón, bolsa y armario en busca de items, lo que en la mayoría de los RPGs rompe el ritmo del juego. De igual manera no me tuve que preocupar por volver a la base a cada minuto para vaciar el inventario por cuestión de peso. No obstante, me di cuenta que vendí armas que no debería haberlo desechado -y por ende, jamas pude recuperarlas- o fallé quests por no investigar o explorar más a fondo los escenarios, o no hablar con ciertos personajes en su debido tiempo o lugar. Según mis compañeros, ésto último es algo que también les ha sucedido a ellos, lo cual implica que muchas quests opcionales quizás no las podamos completar satisfactoriamente a menos que acudamos a guías o foros.

Dark Souls 3 va a hacer uso de toda nuestra habilidad, paciencia y reflejos, sobre todo a la hora de combatir adversarios de varios tamaños y velocidades. Vamos a morir decenas de veces hasta encontrarle la vuelta a un determinado enemigo, o conocer los patrones de ataque o movimiento del mismo. Sin importar cuantas muertes tengan que soportar, la experiencia de cada una de ellas va a ser lo que en definitiva nos dará las herramientas para emerger victorioso. Así que no tengan miedo de probar Dark Souls 3, previas entregas de la saga, o inclusive otros títulos de From Software (aunque no están disponibles en PC).

En cuanto a su visual, Dark Souls 3 presenta mejoras en su apartado artístico, que se pone en evidencia en áreas claves del juego y sobre todo en el diseño de los jefes. A pesar de contar con texturas poco detalladas y una iluminación cruda y poco realista, esta tercera y última iteración refleja el deterioro de cada una de las regiones correspondientes a los Señores de la Cenizas.Vamos a explorar castillos, pantanos, catacumbas y otras zonas distintivas, todas con elementos, dimensiones y detalles acordes a cada una de ellas y los jefes que terminaremos enfrentando

La variedad de adversarios tanto en gameplay como en gráficos es sumamente impecable, enfrentando nuevos enemigos en cada zona, sin re-skins, y cada uno colocado a la perfección según la ambientación de cada rincón del mapa. Desde caballeros, espectros y clérigos en castillos o fortalezas, hasta sapos, ratas, esqueletos y otras inusuales abominaciones (al estilo The Evil Within, o peores) en pantanos, cuevas o escalofriantes asentamientos, la diversidad y arte de estas horripilantes criaturas nunca deja de sorprendernos.

Aún con sus puntos flojos, cada sector y estructura crean una sensación de inmersión única y en muchos caso de pavor, que se complementan a la perfección con la cautela que requerimos para encarar a cada enemigo. Gran parte de los escenarios brindan su necesaria dosis de verticalidad para expresar la magnitud de las regiones y su contexto. Algo a destacar, es la continuidad y coherencia en el diseño y progresión de los escenarios, algo que en Dark Souls 2, por ejemplo no se daba da manera tan acertada.

La optimización a diferencia de Dark Souls 2, lamentablemente no es tan buena ni estable. Aún teniendo los requerimientos recomendados (Core i7 y GTX 970), no es posible llegar ni mantener 60fps constantes. De hecho, muchas áreas caen debajo de 40 o inclusive 30fps con una GTX 980, lo cual no debería pasar teniendo en cuenta su baja calidad de texturas y su iluminación estática. En 1080p, también lo probamos con una GTX 960 (de 2gb) y algunas partes apenas alcanzaban a 20-30fps, mientras que Dark Souls 2 andaba a 60fps sin ningún tipo de problemas.

Hay que tener en cuenta que el motor gráfico de Dark Souls 3 es el mismo usado en BloodBorne, cuyo rendimiento en la consola Playstation 4 no es precisamente del todo bueno. De hecho muchos usuarios siguen quejandose de su performance (algunas áreas corren a 20-25fps) aún a un año de su lanzamiento, pero esto no es excusa para la mala performance en PCs de alta gama. Lógicamente se notan los cambios artísticos entre Dark Souls 2 y 3 y los modelos de los jefes, pero no lo suficiente como para justificar este tipo de rendimiento adverso, que lamentablemente impacta en el gameplay.Para 4k por otro lado, necesitaremos un SLI de GTX 980Ti, ya que el juego tiene un consumo de un promedio de 4.5GB de VRAM, a pesar de su baja calidad de texturas. Con una sola de esas placas, tendremos un promedio de 40-45fps en todas las áreas.

Todo esto fue probado con la versión de prensa que con parche provisional (no final) del Día 1, aunque es poco probable que el mismo falle su certificación. Aún con los nuevos drivers de Nvidia, el rendimiento de Dark Souls 3 está muy por debajo de lo esperado, no muchos fans de la saga podrán disfrutarlo en 1080p como corresponde. Veremos si FROM Software lanza un segundo parche previo a su lanzamiento el 12 de abril. En todo caso, los mantendremos al tanto en caso de haber cambios.

Al igual que previas entregas, la falta de musicalización durante las áreas abiertas del juego, se ve compensada por una excepcional banda sonora que se presenta durante los combates contra los jefes, ya sean primarios o secundarios. Con coros femeninos y melodías generalmente calmas, la música de Dark Souls 3 sin dudas constituye uno de los puntos sobresalientes, erizándonos la piel, o motivándonos a mejorar nuestra estrategia al luchar contra los desproporcionados jefes.

Empezando con temas como los del menú principal, la creación de personaje, nuestra base (Firelink Shrine) e inclusive la del primer jefe, sabemos que esto es apenas un hipnotizante prólogo a la extraordinaria composición de los japoneses en el género de los RPGs. Otras tracks como la pelea contra jefes como los Abyss Watchers, Aldritch, Pontiff Sulyvahn -y otros que no vamos a nombrar para evitar spoilers- llevan el icónico sello de coros eclesiásticos y los instrumentos que acompañan.

El resto de la porción sonora es un tanto ambigua. Por un lado tenemos voces sumamente claras y agradables al oído y por otro, los clásicos sonidos crudos de la saga, en parte similar a juegos japoneses como los primeros Resident Evil.

Dado que solo los medios de prensa tuvieron acceso a Dark Souls 3, tuvimos muy pocas oportunidades de probar el multiplayer. No obstante, su mecánica es básicamente la misma que la de previos entregas, pudiendo cooperar con otros jugadores para avanzar en ciertas áreas o derrotar jefes que nos resultan difíciles, aunque hay que tener en cuenta que la vida de los enemigos y jefes también incrementará según el número de jugadores.

En caso de querer hacer alarde de nuestro build, items y nuestra propia habilidad y reflejos, podremos invadir (cliente del servidor) otros jugadores usando el Orbe de Ojo Rojo, ya sea roto (uso limitado) o entero (ilimitado) para invadir a otros jugadores (host del servidor), quienes deberán usar Ember para auto-invitarse a ser invadidos. Actualizaremos nuestro review cuando hayamos probado en detalle los modos al igual que información detallada de los Pactos (Covenants), que nos proporcionan diferentes items dependiendo de nuestra afiliación.

Dark Souls 3 nos durará unas 30 horas en caso de querer explorar las zonas principales y para derrotar a los jefes necesarios para continuar con los sucesos de la historia. A esto, podemos agregar unas 10 horas para derrotar a los jefes secundarios y completar las rebuscadas quests opciones, que en más de una oportunidad nos llevarán a buscar guías o videos para completarlas con éxito. Lamentablemente y, contrario a Dark Souls 2: Scholar of the First Sin, no parecen haber nuevos items o enemigos al comenzar un New Game+. Las ascuas de adversidad tampoco están presentes para poder revivir al jefe de una zona específica, y poder volverlo a vencer, ya sea solos o con otros jugadores. Esperemos que puedan implementar en una futura actualización o DLC.

Es cierto que Dark Souls 3 resulta más corto que los anteriores, pero todos sabemos que no nos vamos a conformar con un solo personaje o clase, sumado a los cuatro diferentes finales y las posibilidades que brinda el componente multijugador. Hayan jugado previas entregas de la saga o no, la tercera y última iteración de Dark Souls no es solo una obligación para los seguidores de FROM Software, si no también una buena y mejor oportunidad de iniciarnos en una saga con una jugabilidad totalmente inconvencional y desafiante, pero a su vez única y gratificante.

Pueden ver más de 500 imágenes en 4k en nuestra galería de Epic Shots (ojo con los spoilers), aunque agregamos más con el pasar de los días. A partir del 8 de abril, también vamos a hacer públicos más videos de gameplay en 4k/60 en nuestro canal de Youtube.

ACTUALIZACION: Con la salida del parche 1.03, se han solucionado los problemas de rendimiento en áreas específicas como Farron Keep (comúnmente llamado “el pantano”) y Lothric Castle, sobre todo en el área de Grand Archives. Si bien una GTX 970/980 aún es necesaria para 1080p y al menos una GTX 980Ti para 4k (hablando siempre con detalles al máximo, claro), el rendimiento ahora es más estable y no hay caídas de cuadro por segundo en dichas áreas. Pueden leer más sobre el rendimiento de este nuevo parche -que lógicamente estará incluído en la versión retail- en este link.

Este review fue realizado con una copia de prensa propocionada por Bandai Namco.

Dark Souls 3 - Review
Historia75%
Gameplay95%
Gráficos80%
Música95%
Sonidos y Voces75%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Más de la misma jugabilidad única, desafiante y gratificate de la saga
  • Mejoras en el apartado artístico
  • Excelente banda sonora
Lo malo:
  • Más corto que los anteriores
  • Aun superando los requerimientos recomendados, no es posible mantener los 60fps en 1080p
  • No son claros los sucesos de la historia, aún para aquellos que han jugado previas entregas de la saga
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (15 Votes)
79%