Han pasado casi 16 años desde la llegada de Diablo II, el emblemático ARPG de Blizzard North que reinventaría el género, y se grabaría con llamas en la memoria de muchos de los jugadores más veteranos de este universo. No por nada aún se sigue jugando, y mucho.

Ciertamente ha pasado mucho tiempo desde su última actualización, y no es algo habitual ver a una compañía dar vida a un título con tantos años de antigüedad. Sin embardo, si algo caracteriza a Blizzard Entertainment, es su afán de incentivar y mantener bajo su amparo a sus fans.

El día de hoy, la desarrolladora ha liberado el parche 1.14a que, si bien no agrega ningún tipo de contenido ni mejora su estética, ofrece un conjunto de arreglos (glitches) y optimizaciones para su correcto funcionamiento bajo los sistemas modernos de Windows y Mac OSX.

“Esta actualización se enfoca principalmente en los fallos del sistema causados por los sistemas operativos más recientes. Finalmente ya podrán dejar de usar las Mac PowerPC, ya que el juego presenta un instalador compatible con OSX. También hemos comenzado a trabajar, los sistemas de detección de trampas, como también la prevención de hacks. Aún hay un largo camino por recorrer, pero estamos realizando mejoras diariamente.”

“Aún hay una extensa comunidad de Diablo II alrededor del mundo, y les damos las gracias a todos esos jugadores por contribuir, jugar y seguir decapitando demonios a nuestro lado. El camino comienza con hacer que Diablo II, se ejecute de manera correcta y eficaz en las plataformas modernas, pero no acaba allí. Nos vemos en el santuario, aventureros.”

Sobre El Autor

Editor en Jefe. PR.

Rosario. Santa Fe. Argentina