Pocas empresas en la industria poseen el nivel de confianza necesario para lanzar un nuevo titulo sin hacer uso de la “maquinaria del Hype”. Firaxis Games, la empresa liderada por el legendario Sid Meier, claramente se encuentra dentro de tan selecto grupo. En las últimas dos semanas, Firaxis ha lanzado al mercado no uno, si no dos nuevos productos sin mediar casi nada de tiempo entre anuncio y lanzamiento.

El juego que nos convoca hoy es nada más ni nada menos que XCOM: Chimera Squad, el nuevo capitulo en la legendaria franquicia, revitalizada por Firaxis a partir del 2012. Pero a no confundirse, Chimera Squad no es una nueva entrega acumulativa en la franquicia de XCOM, es decir: no es XCOM 3. Si no más bien un interesante Spin-off que nos propone una nueva misión, una nueva escala y varios cambios interesantes a la vieja fórmula.

Narrativamente, Chimera Squad nos catapulta décadas después de la invasión original de XCOM: Enemy Unknown y de la guerra por la liberación de XCOM2. Con Advent derrotado, La Tierra ha ingresado a una nueva era de paz y prosperidad, aunque con significativos cambios en el tejido social. Ahora, los humanos comparten su hogar con alienígenas e híbridos que quedaron huérfanos tras la marcha de los invasores. Esta nueva sociedad, símil utopía, tiene su máxima joya en la forma de la Ciudad 31, un ejemplo de civilidad para el nuevo mundo.

Pero agentes oscuros operan desde las sombras, y distintos disturbios comienzan a diezmar la paz de la Ciudad 31. Aquí entran nuestros protagonistas, el Chimera Squad de XCOM. Se trata de un pelotón de soldados excepcionales reclutados de entre las fuerzas humanas e invasoras pensado para ser una fuerza de primera respuesta ante amenazas puntuales. Cuando comenzamos el juego, Chimera Squad acaba de ser estacionada en la Ciudad 31 justo a tiempo para hacer frente a una crisis de rehenes. Los terribles eventos que se desatan a continuación sirven como puntapié inicial para la historia del juego.

Y si hacemos tanto hincapié en la faceta narrativa, es debido a que Chimera Squad es un juego mucho más lineal y estructurado que las entregas anteriores de XCOM. Por empezar, el juego nos pone al mando de una serie de soldados predefinidos, en lugar de permitirnos crear nuestras propias tropas. Los miembros de Chimera Squad son varios y variados. Algunos de nuestros soldados son humanos, veteranos de la guerra de liberación, como por ejemplo Godmother (la líder de equipo) o Claymore (el experto en demoliciones). Pero Chimera Squad también esta compuesta por alienígenas liberados o arrepentidos, como Verge el sectoide o Torque la serpiente.

Poder estar al mando de personajes como Verge o Torque es sin dudas el mayor gancho de Chimera Squad. Si bien ya podíamos controlar a las unidades enemigas en el modo multijugador de XCOM 2, tener este tipo de soldados disponibles durante la campaña agrega una gran dosis de diversión. La posibilidad de aprisionar enemigos en el mortal abrazo de Torque o aplastar a las fuerzas de la oposición bajo los poderosos puños de Axiom el Muton hacen de XCOM: Chimera Squad una experiencia única dentro de la saga.

Este cambio a la estructura de nuestros escuadrones viene dado por la remoción de uno de los elementos característicos de la saga: El perma-death. Ahora, si nuestros soldados son derribados en batalla, dispondremos de algunos turnos para estabilizarlos. Pero si uno de nuestros hombres muere, la misión será considerada un fracaso (y el fin de la partida, en el modo Ironman). Este cambio remueve algo del drama latente presente en las campañas de Enemy Unknown y XCOM2, si bien no afecta demasiado la faceta táctica.

Con respecto a los niveles tácticos y estratégicos, Chimera Squad también es un juego muy diferente a sus antecesores. En el apartado estratégico, ya no combatimos por el destino del planeta, si no el de una ciudad: la mencionada Ciudad 31. En un estilo de juego que recuerda al excelente e infravalorado X-COM: Apocalypse, Chimera Squad nos propone mantener el orden y la paz en la ciudad. La urbe se encuentra dividida en distintos distritos y el nivel de agitación de cada uno de estos irá en aumento a medida que las fuerzas enemigas hagan sus movimientos. Será nuestro objetivo utilizar todas las herramientas disponibles para neutralizar las amenazas y devolver el orden a la ciudad.

En cuanto a los combates tácticos, aquí es donde Chimera Squad hace los cambios más significativos e interesantes para la saga. En los juegos anteriores, el orden de turnos estaba determinado para cada pelotón en el enfrentamiento. Es decir, primero XCOM movía todas sus tropas, y luego era el turno de las tropas enemigas. Ahora, con el nuevo sistema de “turnos entrelazados”, cada unidad en particular hará su movimiento de forma intercalada durante los combates. Por regla general, por cada unidad que movamos, al siguiente turno será el enemigo quien haga su jugada. Lo más interesante de todo es que este orden intercalado no esta escrito en piedra, y distintas habilidades y capacidades de nuestros soldados (y de los enemigos) pueden alterarlo.

Este cambio al fluir de cada batalla supone nuevos desafíos interesantes para los jugadores. En entregas anteriores, usualmente elegíamos a los blancos de nuestros ataques de acuerdo a la posibilidad de acierto del disparo o el nivel de amenaza. Ahora se suma un nuevo elemento a considerar: la posición de cada unidad en el orden de iniciativa del combate. Por regla general, es conveniente intentar atacar o neutralizar a los enemigos que muevan en los turnos inmediatamente posteriores a nuestra acción, de manera que podamos denegar la posibilidad de contraataque a las fuerzas opositoras. Esto es especialmente importante debido a que Chimera Squad tiene la costumbre de enfrentarnos a grandes cantidades de tropas enemigas y nuestro escuadrón se encuentra compuesto por solo cuatro soldados.

Otro cambio significativo en la arena táctica viene dado por la naturaleza de los escenarios. Lejos de los bosques, los vecindarios y las fábricas de entregas anteriores, ahora cada batalla se dirime en el interior de distintos edificios y distritos. Este cambio va aparejado con el nuevo sistema de Breach. Mediante este sistema, al inicio de cada combate, deberemos disponer la manera en la que nuestras tropas irrumpirán en la zona de conflicto. Se trata de un sistema algo simple, pero que al menos implica algunas decisiones interesantes. Por ejemplo, si llevamos una carga explosiva tal vez sea posible detonar una pared para sorprender a los enemigos en guardia. O incluso algunos soldados tienen capacidades especiales que pueden aprovecharse durante la fase de Breach, como Torque, la serpiente, que puede escabullirse por los ductos de ventilación.

En líneas generales, tanto la fase estratégica como la táctica de Chimera Squad se sienten como derivados algo simplificados de lo visto en XCOM 2. Aunque esta simplificación en general no impide la presencia de bienvenidas novedades, como el sistema de turnos entrelazados. Elementos conocidos de la jugabilidad de la saga, tales como la investigación de nuevas armas, el mercado negro o la presencia de Eventos Oscuros también cantan presente, y serán inmediatamente reconocibles para cualquier veterano de XCOM. De manera similar, la composición de las tropas enemigas también recorre terrenos conocidos: enemigos terribles como los Berserkers, los Archons y los molestos Códices vuelven para complicarnos las cosas.

Desde un punto de vista técnico, Chimera Squad es un juego muy cercano a XCOM 2 en cuanto a prestaciones audiovisuales, si bien con una evidente merma en el presupuesto general. Donde Enemy Unknown y XCOM2 nos presentaban escenas animadas con el motor del juego, Chimera Squad se contenta con el uso de imágenes estáticas de nuestros personajes para avanzar el fluir de la narrativa. Afortunadamente, el nivel del trabajo de voces es muy bueno, por lo que la presentación general es al menos adecuada.

En definitiva, Chimera Squad es un Spin-off más que competente para la franquicia XCOM. El alcance más acotado de los acontecimientos y una simplificación general de varios de los subsistemas de la saga no empañan el entretenimiento que ofrece la campaña principal. Y la introducción del sistema de turnos entrelazados es un cambio bienvenido que el día de mañana puede beneficiar mucho a un potencial XCOM 3. Juego que, desde ya, seguimos esperando con ganas.

Este review fue realizado con una copia comercial propocionada por 2K Games/Firaxis.

XCOM: Chimera Squad – Review
Historia75%
Gameplay90%
Gráficos80%
Música y Sonidos85%
Lo bueno:
  • Campaña más acotada que recuerda a XCOM: Apocalypse.
  • El sistema de turnos entrelazados.
  • La posibilidad de usar unidades extraterrestres en nuestro bando.
Lo malo:
  • La ausencia de sistemas de perma-death les quita drama a los acontecimientos.
  • Presentación audiovisual discreta.
  • El sistema de Breach podría beneficiarse de algunos ajustes.
80%Nota Final
Puntaje De Lectores: (6 Votos)
54%