No es novedad que el equipo azul viene arrastrando hace varias generaciones un proceso de fabricación a 14nm (y sus variantes + y ++) que le está dando grandes dolores de cabeza para poder recobrar la confianza de sus seguidores.

Si bien AMD no ha anunciado la Serie 4000 de procesadores Ryzen para escritorio (por ahora sólo la porción Mobile), la CEO de AMD, Lisa Su, ya ha confirmado que se lanzará a fines del 2020, mientras que Intel, por su lado, tiene pensado lanzar su décima generación «Comet Lake» durante el mes de abril.

Es evidente que el plan de Intel ahora, es similar al de AMD hace unos años. Simplemente agregar más núcleos a su actual arquitectura, lo cual podría ser beneficioso para Intel (contrario a los procesadores FX de AMD), pero el proceso de fabricación es incompatible con el nivel de consumo que alcanzarían algunos procesadores en caso de agregar más núcleos/hilos. Por supuesto el sucesor del Core i9-9900K, el Core i9-10900K, sería el más – el único- problemático de la nueva serie, ya que superaría los 300W.

El alto consumo de este procesador en particular también sería un problema por parte de los fabricantes de motherboards Z490, ya que estos ya las han diseñado con ciertas especificaciones y un consumo mayor podría traer problemas en relación a los diseños de VRM. Las placas madres de con socket LGA 1200 de Asrock, Asus y Gigabyte ya están listas hace rato, de modo que es incierto que pasará con estos diseños si Intel precisa modificar la arquitectura o el elevado consumo del Core i9-10900K.

Según Tom’s Hardware, el Core i9-10900K sería un 30% más rápido que el i9-9900K en multihilo y 3% en un solo hilo, ya que contaría con dos núcleos/cuatro hilos más que el i9-9900K y una frecuencia máxima de 5.3 Ghz (por defecto en un sólo núcleo). Básicamente sería un i9-9900KS overclockeado con dos núcleos/cuatro hilos más.

En el becnhmark se comparó el Intel Core i9-10900K con el Core i9-9900K que tiene 8 núcleos y 16 hilos. Dado que no se trata de diapositivas públicas sino de proyecciones de rendimiento interno, Intel también enumeró los estados de potencia PL2 de cada chip que muestra el máximo TDP cuando todos los núcleos llegan a la frecuencia boost. El Core i9-9900K es un chip de 95W y 210W (PL2) mientras que el i9-10900K es un chip de 125W y 250W (PL2). Estas cifras ponen a los chips Ryzen de 7nm de AMD a una liga por delante y ni siquiera estamos teniendo en cuenta el impresionante rendimiento que el chip de AMD presume con el modo ECO aplicado.

El rendimiento del chip se midió tanto en escenarios de un solo núcleo como de varios núcleos con la lista de herramientas que incluyen SYSMark, SPEC, XPRT y Cinebench R15. Sorprendentemente, Intel sigue utilizando internamente benchmarks que ellos mismo han dicho que no se consideran como métricas de rendimiento del “mundo real”.

En cargas de trabajo de un solo hilo, el chip es alrededor de un 3% más rápido que el Core i9-9900K, lo que se debe a su reloj central de 5,3 GHz más alto en comparación con el de 5,0 GHz del Core i9-9900K. En cargas de trabajo multihilo, el chip es hasta un 30% más rápido, lo que también se debe al hecho de que hay 2 núcleos adicionales (25% más) que el Core i9-9900K.

Ambos procesadores fueron probados con los parches de seguridad hasta noviembre cargados en la configuración de prueba de Windows 10. Con poco o ningún aumento de rendimiento de un solo hilo y sólo se esperan elevaciones de varios hilos del Core i9-10900K a costa de un consumo de energía aún mayor, parece que AMD puede ofrecer un recorte de precio en sus piezas existentes de la serie Ryzen 3000 cuando lleguen las piezas del Core i9 de la décima generación.

El sitio español Informática Cero había publicado previamente diapositivas pertenecientes a las próxima generación de procesadores Intel (desde Core i3 hasta Core i9), los cuales una vez más, utilizarán un proceso -refinado- de fabricación de 14nm.

Intel 10th Gen Core-S (28 de Diciembre 2020)
Core SKU Núcleos / Hilos Clock Base Single Core Turbo Max Turbo 3.0 All Core Turbo TDP
i9-10900K
10C/20T
3.7 GHz
5.1 GHz
5.2 GHz*
4.8 GHz
125W
i9-10900
10C/20T
2.8 GHz
5.0 GHz
5.1 GHz*
4.5 GHz
65W
i7-10700K
8C/16T
3.8 GHz
5.0 GHz
5.1 GHz
4.7 GHz
125W
i7-10700
8C/16T
2.9 GHz
4.7 GHz
4.8 GHz
4.6 GHz
65W
i5-10600K
6C/12T
4.1 GHz
4.8 GHz
NA
4.5 GHz
125W
i5-10600
6C/12T
3.3 GHz
4.8 GHz
NA
4.4 GHz
65W
i5-10500
6C/12T
3.1 GHz
4.5 GHz
NA
4.2 GHz
65W
i5-10400
6C/12T
2.9 GHz
4.3 GHz
NA
4.0 GHz
65W
i3-10320
4C/8T
3.8 GHz
4.6 GHz
NA
4.4 GHz
65W
i3-10300
4C/8T
3.7 GHz
4.4 GHz
NA
4.2 GHz
65W
i3-10100
4C/8T
3.6 GHz
4.3 GHz
NA
4.1 GHz
65W

Esta nueva iteración de CPUs contará con la nueva tecnología Intel Thermal Velocity Boost, que permitirá alcanzar 5.3 Ghz en el 10900K, el cual tendrá 20MB de Intel Smart Caché.

Reemplazando al actual Core i9-9900K y, contrario al Core i7-9700K, podemos ver que el Core i7-10700K contará con 8 núcleos/16 hilos con una frecuencia base de 3.8GHz y un Turbo Boost de 5.1GHz.

Y para competir con el equipo rojo, todas variantes K de los Core-i5 contarán con 6 núcleos y 12 hilos. El i5-10600K, tendrá una frecuencia base de 4.1GHz y un boost de 4.5GHz para todos los núcleos.

También habrá soporte para DDR4 a 2933MHz de forma nativa, e HyperThreading para todas las gamas, compitiendo en hilos con AMD.

Se espera que la décima generación de procesadores Intel se lance entre en abril del 2020, acompañada de nuevas placas madres Intel 400 Series con Socket LGA1200 y soporte Intel Wi-Fi 6 e Intel Rapid Storage.