A poco más de un año del lanzamiento de Darksiders III, THQ Nordic nos sorprende con un nuevo spin-off de la saga de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis que, contrario a previas entregas, presenta una perspectiva isométrica -o cenital, o 2.5D, dependiendo de la escena- al mejor estilo Diablo o Lara Croft and the Guardian of Light.

Desarrollado por Airship Syndicate, el estudio fundado por Joe Madureira (creador original de la saga y director creativo de Darksiders) y responsable de Battlechasers: Nightwar, Darksiders Genesis conserva las raíces de la saga con mucha acción, decenas de puzzles y la emblemática ambientación lúgubre y postapocalíptica, pero ahora, con la posibilidad de jugar en modo cooperativo ya sea en forma local (split-screen, lamentablemente) u online, pudiendo los jugadores alternar entre War, y Strife, quién por primera vez en la saga es un personaje jugable, armado con sus dos pistolas, Mercy y Redemption.

Para aquellos que no lo sepan, Genesis, como lo indica su nombre, no es una continuación paralela como sucede en todos los títulos existentes de la saga, sino una precuela que precede los eventos de la primera iteración protagonizada por War. De esta forma, War y Strife, luego de haber aniquilado a sus congéneres, los Nephilim, como consecuencia de haber hecho un pacto con El Consejo para obtener inimaginables poderes, ambos jinetes son enviados para proteger el Balance entre las fuerzas celestiales y demoníacas.

El enemigo de turno es ni más ni menos que Luficer, el rey demonio que ha estado abasteciendo a las más codiciosas y peligrosas celebridades del inframundo para alterar el preciado Balance y, en definitiva, poner fin a toda forma de vida en el planeta tierra. Para ello, War y Strife contarán con la ayuda el viejo y querido Vulgrim y el demonio Samael, quienes asistirán al disparejo duo a encontrar y despachar a estos demonios mayores, cuya sed de poder y constante conflicto es, entre ellos, algo cotidiano. Dis, una antigua amiga de Vulgrim, también se hará disponible poco después de comenzar el juego, dándonos la posibilidad de adquirir nuevos movimientos y habilidades de combate para nuestros jinetes.

Al igual que otros Darksiders, Genesis cuenta con gran puñado de habilidades para resolver puzzles que iremos desbloqueando conforme avance la historia. Si bien podremos jugar el juego solos, alternando entre Strife y War (ya que cuentan con diferentes artilugios) en caso de ser necesario para resolver un puzzle, definitivamente es mucho más entretenido y dinámico resolver los enigmas cuando están los dos jugadores den pantalla.

Además de las decenas de puzzles y los segmentos de traversal, muchos de los niveles de Genesis cuentan con una gran cantidad de coleccionables, divididos entre Monedas del Banquero (necesarias para comprar actualizaciones), upgrades para la vida e ira, como también llaves para entrar a áreas con una gran cantidad de botín. Si bien son todos estos definitivamente opcionales y serán de gran ayuda para, interrumpen un poco de ritmo de juego. No obstante, quizás muchos los disfruten por sí solos, dado que muchos de ellos se presentan como un puzzle aparte que tendremos que descifrar para obtenerlos, ya sea por medio de traversal, habilidades propias de cada jinete, o una combinación de ambas.

Contrario a otros Darksiders, Genesis cuenta con diecisiete capítulos individuales como si se trata de arcade. Sin embargo, en muchos de ellos encontraremos áreas a las que no podemos acceder por falta de habilidades que adquiriremos en un futuro (como si fuera un pseudo metroidvania), de modo que habrá que volver a visitar dichos capítulos si queremos recoger absolutamente todos los coleccionables. Los que ya juntamos, excepto por los cofres, no los tendremos que agarrar nuevamente, pero los enemigos si volverán a aparecer. Se los puede matar para obtener más almas o núcleos de criatura (detallado debajo), o siempre se los puede ignorar si lo único que buscamos es obtener algún ítem para calmar nuestra psiquis.

Los núcleos de criaturas son orbes que nos servirán para potenciar los atributos base (daño, vida e ira) y habilidades específicas de War y Strife. Iremos recogiendo estos núcleos al eliminar enemigos comunes y jefes, aunque también caerán de cofres y se podrán adquirir vía Vulgrim -ya sea individualmente o en packs de diferentes criaturas. Al recoger un núcleo por primera vez, será nivel 1 pero, al recoger varios del mismo, irán subiendo de nivel automáticamente, hasta llegar a nivel 3.

Además de los diecisiete capítulos que nos llevará unas quince horas en completarlos si pretendemos recoger todos los -útiles- coleccionables, y unas cinco horas menos en caso de no querer hacerlo, Darksiders Genesis también cuenta con veinte arenas de combate que nos permitirá farmear almas y núcleos de criaturas, las cuales serán necesarias para subir el rango de los personajes, necesario para combatir en estas rondas de supervivencia.

Cada arena, a excepción de la última (la número veintiuno) que es infinita, consiste en diez oleadas con enemigos y jefes de todo tamaño correspondientes a diferentes actos de la campaña. Para completarlas con éxito, tendremos que obtener muchas de las diferentes actualizaciones disponibles tanto en Vulgrim como en Dis, y será vital aprovechar al máximo el árbol de núcleos de criaturas para que subir el nivel de poder necesario (recomendado) para combatir en cada una de las arenas.

El apartado visual, más allá de su inusual perspectiva en la saga, logra capturar la verdadera esencia del primer Darksiders. Esto no nos debería sorprender demasiado, dado que Joe Madureira es, como había mencionado previamente, el fundador del estudio que lo desarrolla. Esto se pone en evidencia no sólo en la sensacional variedad y ambientación de cada uno de los escenarios (con bosques, tundras, calabozos y fortalezas, tanto angelicales como demoniacas), sino también en las exquisitas cinemáticas y las ilustraciones que veremos a lo largo del juego.

Las voces de los protagonistas y el guion son impecables en todo sentido, agregando una gran pizca de humor de la mano de Strife, cuyo carácter jodón e infantil (como si fuera el Michelangelo de las Tortugas Ninjas) hace que los diálogos y algunas cinemáticas nos saquen una carcajada en más de una oportunidad.

En pocas palabras, a pesar de haber cambiado su perspectiva, Airship Syndicate ha creado una auténtica experiencia Darksiders para dos jugadores, llena de acción, puzzles y hasta un poco de humor, todo con una sensacional ambientación y apartado artístico fiel a los origines de la saga.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por THQ Nordic/Airship Syndicate. Pueden ver nuestra galería completa de imágenes en 4K en este enlace.

Darksiders Genesis - Review
Historia75%
Gameplay80%
Gráficos90%
Música y Sonidos85%
Multiplayer85%
Lo bueno:
  • Excelente experiencia cooperativa con mucha acción y variedad de puzzles
  • Sensacional ambientación y estética general, fiel a la primera entrega de Darksiders
  • Variedad de habilidades, golpes, upgrades y más; El modo Arena
Lo malo:
  • La inmensa cantidad de coleccionables interrumpe el ritmo de juego
  • Algunos problemas con las cámaras y los controles
  • Bugs menores en la física
83%Nota Final
Puntaje De Lectores: (7 Votos)
76%