De las tantas virtudes que caracterizan a nuestra plataforma se puede decir que la paciencia ha sido una de las que más nos han recompensado. Supimos alzar los puños en tono de reclamo con los anuncios de Grand Theft Auto V, Final Fantasy XV, Crash Bandicoot N`Sane Trilogy, y finalmente Spyro Reignited Trilogy. (aún nos falta Red Dead Redemption 2)

Luego de un año de espera, la exclusiva de consolas se terminó y Activision tuvo la bondad de hacernos experimentar esta impecable reconstrucción del estudio Toys For Bob, quienes ya habían mostrado su mano para las remasterizaciones con la mencionada trilogía del marsupial ex-Sony.

Spyro Reignited Trilogy ofrece el mismo nivel de presentación que la reedición de la trilogía de Crash Bandicoot, lo cual no es decir poco, ya que cada mínimo detalle ha sido reconstruido para ofrecer visuales dignas del cine de Pixar mientras mantiene la esencia de aquellos tan bien recordados títulos. Pero Spyro no es ni fue Crash, y en comparación, su ADN no envejeció tan bien como el del plataformero que pudimos probar el año pasado.

Mientras que Crash corre con la suerte de ser de esos juegos en los que se agarra el control y se juega (seguramente debido al intento de replicar el gameplay de Super Mario, en rasgos generales y variando las perspectivas de cámara), Spyro es algo un poco más dificil de agarrar, principalmente por el uso de una cámara 3D precaria, pensada en aquel 1998 para una consola que recién aprendía a tener sticks analógicos para jugar.

El gran problema de esto -que da lugar al debate de cómo deben realizarse los remasters- es que Toys For Bob hizo muy poco por solucionar el corto ángulo de campo visual que ya tenía Spyro en su versión original, probablemente por tratar de meter mucho espacio visual vertical en pantallas 4:3 con el mayor tamaño de personaje posible. Seguramente esa situación hubiera sido la ideal en el diseño del juego de hace 20 años, pero hoy en día, con monitores widescreen y ultra widescreen, no solo es inaceptable, sino también injugable.

Gracias a la enorme versatilidad de nuestra plataforma, no tardó en aparecer una herramienta que permite ajustar el FOV en tiempo real, para que podamos adaptar la experiencia a gusto de cada jugador sin romper de ninguna forma la propuesta de los tres títulos que componen este paquete.

Pero el campo visual es tan solo un traspié técnico en una reconstrucción que se ve realmente bien. El mayor de los problemas está en que los juegos, al menos en sus primeras intenciones, eran realmente aburridos.

Quizá contextualizando con aquellos años de fines del siglo XX no estaban para nada mal -y es por eso que merecen esta remasterización-, pero hoy en día, los Spyro no ofrecen ni una pizca de atractivos para explorarlos en su totalidad.

Reconocemos que el gameplay se pone particular al adquirir ciertas habilidades, y la forma de enfrentar a ciertos enemigos es bastante característica de la franquicia, pero realmente son ejemplares del género ¨collectathon¨ de lo más básicos, y siempre es más divertido acercarse a emulaciones de Banjo Kazooie (lanzado originalmente en el mismo año que Spyro) o intentarlo con el demasiado tradicional -pero igualmente divertido- Yooka Layle para rascar esa comezón.

Dar vueltas alrededor de un enemigo tratando de atropellarlo mientras luchamos contra la extraña inercia del personaje y el incomodísimo sistema de cámara (que además incluye un modo moderno que poco hace por mejorar la experiencia), es realmente frustrante durante las primeras horas de juego, y lleva mucho tiempo de adaptación para quienes ya se han acostumbrado a mecánicas de juego modernas que bajo ninguna circunstancia nos hacen pasar por esos momentos de incertidumbre. Es difícil ser preciso con todos esos inconvenientes, y lamentablemente se lleva puesto hasta el más profundo sentimiento de nostalgia.

Lo peor de todo es que, mirándolo desde otros lados, Spyro Reignited Trilogy es verdaderamente una maravilla técnica que obliga a imaginar qué sucedería si el estudio agarrara otros grandes clásicos de nuestra infancia para traerlos a nuestros tiempos actuales.

Spyro está desarrollado sobre el infalible Unreal Engine, y eso le permitió al estudio inundarlo de novedosos sistemas gráficos que le dan un brillo inigualable. Hay vida en cada rincón del mapa, pasando por las pequeñas espigas de cesped que se mueven ante cualquier tipo de influencia, hasta llegar a las espectaculares animaciones de los enemigos que se mueven como si hubieran sido sacados de algún largometraje para niños.

Los efectos del entorno también merecen un reconocimiento aparte por su nivel de detalle, con pequeños objetos y animales que le dan contexto y ayudan a elevar más la construcción de la ambientación, acompañando a cada movimiento del dragoncito para llenarlo de peso y veracidad, como al incendiar el pasto cada vez que se nos ocurre apretar el botón para dejar salir su caliente aliento.

Quizá este sea uno de los pocos casos en donde una revisión de concepto hubiera sido ideal para desarrollar una remasterización para los tiempos que corren, ya que todo lo bueno que se puede encontrar en las versiones originales de estos tres títulos se ve opacado por grandes problemas mecánicos que ya han sido superados por la industria hace unos cuantos años.

Habría que replantearse cuáles son los límites reales a la hora de desarrollar una remasterización, ya que, si fuera obligatorio replicar cada cosa al pie de la letra, sería difícil pensar en los relanzamientos de Resident Evil HD Remastered, 0 HD Remastered, y 4 HD con los controles tanque que siempre se le ha criticado a la franquicia.

Definitivamente, Spyro Reignited Trilogy es solo para los fanáticos de la serie que exigen que las experiencias sean replicadas de la forma más pura posible, sin alteraciones que renueven la propuesta para el público moderno al que le gustaría explorar esas construcciones de antaño sin tener que tropezarse con cámaras incontrolables o movimientos de personaje que poco se parecen a los de los títulos más modernos. Lamentablemente, debido a todas estas cosas, muchos nos vamos a quedar afuera de poder disfrutarlo, pero, en definitiva, es bueno que finalmente haya llegado a nuestra plataforma.

Este review fue realizado con copias de prensa proporcionadas por Activision. 

Spyro Reignited Trilogy - Review
Gameplay70%
Gráficos90%
Musica y Sonidos80%
Lo bueno:
  • Excelente desarrollo técnico para un remaster
  • Un paquete completo con varias decenas de horas de juego
  • Cumple con el factor nostalgia
Lo malo:
  • Pésimas características heredadas de los originales
  • Se vuelve aburrido por no incorporar novedades
  • El estudio trabajó demasiado a lo seguro
80%Nota Final
Puntaje De Lectores: (3 Votos)
63%