El equipo de RPCS3, el popular emulador de PlayStation 3, ha publicado un nuevo video de desarrollo mostrando las significativas mejoras que se han logrado en el clásico de Naughty Dog, The Last of Us.

A pesar de que aún no es completamente jugable, se ha logrado corregir severos problemas de renderizado y glitches gráficos. Por supuesto, el juego está lejos de ser jugable con los 15 FPS promedio que se muestran el video pero, si todo marcha bien, RPCS3 permitirá jugar The Last of Us -al menos a 30 FPS- antes de fin de año.