El mundo de los videojuegos cada día se acerca más a una nueva revolución por el lado de la portabilidad. Hoy es muy común ver servicios de streaming en los que se puede jugar moderadamente bien si las condiciones de redes son las adecuadas, y empresas como Google y Microsoft ya están dando sus primeros pasos en prototipos que serán el futuro del juego fuera de casa. Por un lado tenemos sistemas dedicados con datacenters propios, como el del servicio local Gloud, pero también existen algunos autosuficientes que utilizan nuestras propias computadoras para transmitir nuestros propios juegos a otros dispositivos, y muy silenciosamente, Valve ha dado el primer paso para conquistar ese mercado.

En la reciente actualización de beta de Steam, con fecha del 13 de marzo, Valve implementó la primer versión de Steam Link Anywhere, un sistema que permite conectar nuestras computadoras a Steam Links remotos, o la aplicación de Steam Link de celulares, para utilizar en otras conexiones que no sean las de la computadora host, permitiendo utilizar nuestros juegos en cualquier parte del mundo donde haya una conexión decente.

Como es de esperarse, la transmisión de datos es pesada y es posible que exista altísima latencia si no llegamos a tener una velocidad de subida importante en nuestros hogares, por lo que hay que ser cautos a la hora de sacar conclusiones. Valve también advierte que esto se encuentra en los primeros pasos de la fase beta, y pide paciencia a medida que se va progresando en el desarrollo.

Quienes quieren probar esta novedad solo deberán activar las versiones beta en las preferencias de Steam, actualizar el cliente, y agregar los dispositivos mediante un pequeño ¨paso a paso¨ de emparejamiento.