THQ Nordic sigue en su cruzada de adquirir IPs olvidadas (o de developers en una mala situación financiera) y anunciaron que han obtenido los derechos de la franquicia Outcast. Sus creadores habían lanzado Outcast: Second Contact en noviembre de 2017, que era ni más ni menos que un remake del clásico de 1999, Outcast.

La compra de la IP están siendo administrada por  THQ Nordic AB, con base Karlstad, Suecia, y las operaciones diarias (ventas y distribución, evaluación de secuelas y nuevo contenido) estarán a cargo de THQ Nordic GmbH en Viena, Austria y/o handy-games.com GmbH in Giebelstadt, Alemania, respectivamente.

Dado que un remake ya ha sido lanzado, qué planes tiene THQ Nordic para esta IP, aun son inciertos.