Como era de esperarse, la guerra entre empresas de procesadores gráficos no se iba a terminar con la presentación de Lisa Su, donde reveló la sorpresiva Radeon VII para el equipo rojo. La conferencia arrancó devolviéndole el favor a Nvidia al hablar de las bondades de FreeSync y la cantidad de modelos de monitores que lo soportan.

Jensen Huang, CEO de Nvidia, no tardó en comentar la revelación de AMD en una rueda de prensa privada que se dio justo después de la presentación de la doctora Su. Cuando le preguntaron qué le parecía la nueva Radeon VII, fue contundente:

“Fue algo decepcionante,” fue su respuesta inmediata.

Huang dice que el rendimiento de Radeon VII es bastante debil si se la compara con el rendimiento de la GeForce RTX 2060 presentada esta semana (de la cual ya tenemos un extenso análisis). También fue rápido en mencionar que ya hay en camino 40 notebooks gamer basadas en 2060, 2080, y la tecnología Max-Q para este año. Además, como era de esperarse, se encargó de destacar que la nueva Radeon tampoco incorpora tecnología de nueva generación como el controversial ray-tracing o DLSS.

“Me parece que la idearon esta mañana,” bromeó.

Por suerte, los periodistas se ocuparon de sacarle el jugo a Huang que estaba dispuesto a responder sobre todas estas novedades, y cuando trataron el tema de la falta de juegos que tengan soporte para las novedades de Nvidia, supo maniobrar la respuesta como todo buen CEO:

“Toda generación comienza de cero,” aseguró, sin dar más detalles de cuándo se empezarán a ver títulos que incorporen las esperadas tecnologías desde el día de lanzamiento.