La CES de este año se terminó convirtiendo en una especie de campo de batalla para los anuncios de ambas empresas desarrolladoras de procesadores gráficos. El punto más interesante de Nvidia fue la incorporación de todos los monitores VRR del mercado a su programa G-Sync, pero AMD pudo salir con algo mucho más interesante: finalmente conocemos la nueva generación de procesadores gráficos de la marca.

La doctora Lisa Su salió al escenario con toda la confianza que la caracteriza, primero haciéndose cargo de la movida de Nvidia, remarcando que el programa FreeSync es más abierto y alcanza a más modelos que cualquier otra marca, y finalmente revelando la nueva AMD Radeon VII.

Esta nueva placa fue desarrollada en base a un procesador Vega de segunda generación que promete equiparar la competencia con el equipo verde, como se mostró en un chart en donde se la copara directamente con la nueva RTX 2080, con resultados sorprendentemente similares. También hubo en el escenario una demo en tiempo real de Devil May Cry 5 corriendo en 4K Ultra, alcanzando entre 75 y 100 cuadros por segundo, y una demo grabada de The Division 2 en 4K Ultra en la que se puede notar que alcanza los 60 cuadros por segundo, siempre aclarando que hace uso de la API DirectX 12.

Esta nueva placa contará con 60 núcleos de cómputo corriendo a 1.8GHz, 16GB de VRAM con 1TB/s de ancho de banda, prometiendo un 25% más de rendimiento que Vega 64. Será lanzada el próximo 7 de febrero con un valor de 699 dólares, compitiendo directamente con la RTX 2080 tanto en valor como en rendimiento, e incluirá copias de Devil May Cry 5, Resident Evil 2 y The Division 2.

Definitivamente, AMD no está interesada en meterse en el mundo del raytracing por el momento, pero si han hablado mucho del procesado en la nube y su colaboración con Google Project Stream para ofrecer el mejor rendimiento del servicio.