Ayer les contábamos la sorpresiva novedad sobre el anuncio de Nvidia dándole soporte G-Sync a monitores que originalmente fueron lanzados con la tecnología FreeSync de AMD. En la noticia contamos que oficialmente tan solo 12 modelos han sido aprobados por la marca, de un total de 400 probados, pero que igualmente, gracias al nuevo driver que será lanzado el próximo 15 de enero, podría ser activado manualmente en cualquier otro monitor que cuente con la modalidad de tasa de refresco variable FreeSync.

En nuestras conclusiones hablábamos de una posible movida de marketing para que estos monitores lleven un sello oficial de la marca, pero aparentemente, como lo muestra el video del sitio PCWorld, hay algunos problemas importantes con los monitores no certificados.

Queda por ver si estos dos monitores que Nvidia puso en su stand de la CES son casos particulares para demostrar lo grave de no haber sido validados, o si es algo más general, representando un alto porcentaje de los 400 probados. Pero igual queda una luz de esperanza para todos los dueños de un FreeSync que están esperando novedades con el driver del 15 de enero. De acuerdo al cronista del sitio, Nvidia asegura que el último monitor -que presenta un insoportable parpadeo cada pocos segundos- no solo presenta problemas al trabajar con una placa de Nvidia utilizando G-Sync, sino que también sucede con cualquier Radeon.

Nvidia asegura que no estará influyendo de manera negativa en ciertos modelos de monitores -mediante los drivers- para inclinar al mercado hacia los que si vienen certificados, sino que están trabajando para dar un soporte general completo, y en el caso en que suceden ese tipo de problemas depende absolutamente del diseño y la construcción del panel.