El circuito de los teclados TKL (“ten-key-less”, sin teclado numérico) se ha convertido en un verdadero campo de batalla para los fabricantes que siempre buscan la manera de entrar en los escritores de los más acérrimos aficionados al gaming de alta competencia. Dada su naturaleza acotada, son dispositivos que no son ideales para el trabajo de oficina u hogareño, pero esto lleva a una portabilidad muy buscada por los competidores del mundo que suelen moverse de evento en evento con sus propias armas.

Anteriormente habíamos sido testigos de las posibilidades de estos periféricos cuando pudimos analizar el excelente Kumara de Redragon y los K63 de Corsair, y hoy nos toca uno que se postula por uno de los costados más importantes de esta filosofía. El Redragon Visnu K561 no solo es un gran ejemplo de versatilidad sino que ha sido desarrollado para aguantar los maltratos de una vida en constante movimiento.

Para el caso de este teclado, Redragon recurrió a su modelo de caja de mejores características, con tapa frontal y de impresión suave, satinada, con los correspondientes toques de hot stamping, la foto clara del periférico en cuestión, y los stickers que determinan cuál de sus variantes es la que viene dentro. El teclado es sostenido por dos extremos de espuma y lo acompañan el correspondiente manual, y la siempre útil pinza extractora de keycaps. Para este análisis nos tocó probar la versión “rainbow” pero también existe una RGB, las cuales se diferencian en la modalidad de sus LEDs de retroiluminación.

Tener al Visnu entre manos resume toda la presentación de este despampanante TKL que definitivamente ofrece una experiencia robusta e infalible, gracias a la gran placa de aluminio en negro que conforma a todo su frente, y la de ABS reforzado de su dorso. Pero quizá lo más importante de esta primera impresión está al descubrir que el Visnu es respaldado por nada menos que switches del tipo “Blue”, los más efectivos a la hora de jugar a algo en forma competitiva. Como es sabido, este modelo es lo suficientemente ruidoso para ahuyentar a cualquier familiar del hogar, pero su accionar y velocidad de respuesta es innegable, sobre todo en estos Outemu, que tan bien imitan a los clásicos CherryMX.

Tipo Teclado: Mecánicos
Tipo Switch: Outemu Blue, táctil con click audible, fuerza de actuación 60 gr
Teclas Multimedia: Si, a tráves de tecla FN
Teclas Macro: No
Bloqueo Tecla Windows: Si
Tamaño teclado: Tenkeyless (sin pad númerico)
Reposa Muñecas: No
Retroiluminado: Rainbow o RGB
Cable: Goma, reforzado. Soporta 12kg y 10000 flexiones. USB enchapado en oro y filtro anti interferencias
Matriz: 100% Anti-Ghosting con Full Key Rollover
Construcción: Plástico ABS reforzado y placa de aluminio anodizado
Anti salpicaduras: Si
Idiomas Disponibles: Español/Inglés
Peso: 1.4kg
Dimensiones: 36.3×16.5×3.3cm
Extras: Teclas moldeadas por inyección láser de doble disparo, keypicker
Software: No

Tanto el refuerzo del frente como la implementación de estos switches habla a las claras del concepto que mencionamos al principio. El Visnu está preparado para caerse, ir apretado en una mochila, o que se le caiga un poco de gaseosa en una noche de furia incontrolable, sumándose a la incorporación de características que lo dejan listo para competir en cualquier momento y de la mejor manera.

El diseño estético es brillante, demostrando un presente muy interesante para la marca, y augurando un futuro con mayor presencia en el inamovible circuito de las marcas más reconocidas. El corte del panel frontal es suave pero le da presencia al cepillado del aluminio y es reforzado por tornillos visibles para destacar su fortalesa. Sus pequeños rebajes laterales le dan un caracter de deportivo sin invadir la armonía de todo el conjunto, y la tipografía acompaña con claridad y estilo para estar siempre al tanto de lo que estamos apretando.

Como acostumbra a trabajar la marca, las tapas de los switches están fabricadas por inyección de doble impacto, para nunca perder la translucencia de la letra y resultar finalmente en una clara retroiluminación, pareja y de gran calidad. En este modelo, cada tecla es iluminada por un LED independiente pero de color estático, imposibilitando la personalización total del teclado. El modelo RGB es un poco más interesante en este sentido, ya que a pesar de no contar con un software dedicado a la personalización, mediante el uso de la tecla de función y otras acompañantes, se puede llegar a elegir el color por tecla y el efecto que se produce. Para este caso estamos limitados a la utilización de diferentes perfiles apuntados a diferentes géneros de videojuegos, animaciones básicas o simplemente determinar si una tecla se encuentra apagada o encendida.

En cuanto a la funcionalidad de estos 87 botones que lo componen, el Visnu no se queda corto de nada, ofreciendo el tradicional layout QWERTY (sin el numérico, claro está) junto al correspondiente grupo de teclas multimedia, función de bloqueo de tecla Windows, y n-key rollover que permite pulsar todo el teclado al mismo tiempo, sin llegar a ningún tipo de conflictos.

Una vez más, cabe destacar la increíble experiencia brindada por este pequeño gigante de Redragon que no tiene nada que envidiarle a los grandes competidores del mercado, debido en gran parte a la efectividad de los Outemu Blue, pero también al excelente desarrollo de diseño y construcción que el fabricante siempre imprime en sus productos, respaldados por una relación entre precio y calidad envidiable. El diseño es hermoso, la experiencia es gigante, y aunque esté un poco falto de oportunidades de personalización, no hay muchas oportunidades de conseguir algo de este nivel por tan solo 1800 pesos argentinos.

Aprovechando la oportunidad de probar tantos teclados de la marca, Redragon también nos acercó muestras de sus interesantes sets de keycaps de colores para reemplazar en sus teclados mecánicos, presentados en cinco diferentes colores: keycaps plateadas, doradas, grises, azules y rojas.

El set viene contenido en un rígido blister de PVC transparente en donde se pueden encontrar las 12 teclas alternativas para Q, W, E, R, A, S, D, F y las flechas de cursor. Cada una de estas teclas está fabricada mediante el mismo proceso de las que vienen originales en cada teclado mecánico de Redragon, por lo que gracias a la inyección de doble impacto, también son compatibles con retroiluminación LED. Los moldes de las teclas corresponden al estándar de CherryMX, así que también son compatibles con Kailh, y obviamente, Outemu, y a pesar de los colores llamativos en que han sido presentadas, el formato es de lo más tradicional, para no romper con la armonía del diseño de cualquier teclado.

Para poner a prueba la calidad de la pintura metalizada de estos kits, que presentan una excelente terminación, hemos equipado uno de nuestros teclados de redacción con uno de estos kits, para un uso intensivo durante algo más de un mes, y podemos dar fé de que no han recibido ninguna forma de desgaste o manchado visible. Las teclas se limpian fácilmente sin necesidad de ejercer ningún tipo de influencia agresiva, y tan solo desencajan al quedar las marcas de las huellas dactilares si se las utiliza con algo de transpiración en las manos.

Es sabido que este tipo de kits no es para cualquier usuario cotidiano de computadoras, sino más bien para los más excéntricos que quieren destacar sus componentes mediante fuertes personalizaciones, pero también son muy útiles para reemplazar teclas originales que ya han pasado por lo más intenso de nuestra vida como jugadores. Su diseño sobrio pero reluciente ofrece un balance justo entre los reemplazos tradicionales y las posibilidades de mejorar aun más un diseño gamer de teclado, y por una módica suma se puede recuperar la dignidad de los teclados que tanto amamos.

Este review fue realizado con un sample de prensa proporcionado por Redragon Argentina.

Teclado Redragon Visnu K561 & Keycaps A103 - Review
Diseño90%
Construcción90%
Prestaciones75%
Precio85%
Lo bueno:
  • Diseño compacto de muy buen gusto
  • Construcción robusta
  • La mejor experiencia de mecánicos
Lo malo:
  • Retroiluminación limitada
  • Ausencia de software de presonalización
87%Nota Final
Puntaje De Lectores: (4 Votos)
92%