La llegada de un nuevo Ride es siempre un evento de celebración para los seguidores de juegos de carreras de motos que año a año nos sumamos a las propuestas del estudio Milestone, porque como lo determinamos desde la entrega anterior, se trata de una serie que le permite al equipo italiano despojarse de los requerimientos de las licencias a las que responden (MotoGP y MXGP) para explorar rumbos un poco más ligeros de reglamentos y estructuras, y mucho más cercanos a la propia pasión de montar cualquier cosa con dos ruedas.

De hecho, este Ride 3 demuestra que no solo se despojan de esas responsabilidades, sino que también sirve para experimentar un poco más con todo lo ya desarrollado para los otros juegos, y seguir avanzando en sus propias fórmulas de simulación, como una vez más se muestra este año, principalmente por el cambio radical hacia un nuevo motor gráfico.

Ride 3 hereda, de las otras franquicias lanzadas en 2017, la implementación de Unreal Engine 4 para mover toda la estructura gráfica y de simulación del mundo de las carreras de motocicletas, pero sin los problemas que han tenido las primeras experimentaciones con este motor, como fue en el caso de MXGP3. Esta vez nos encontramos frente a un espectacular conglomerado técnico que no solo cumple con las visuales que esperamos de un juego moderno, sino que además lo hace con un rendimiento excepcional.

Quizá lo más reprochable de este cambio sea la falta de distancia visual con respecto al motor anterior, que realmente no tenía nada que envidiarle a este, pero seguramente sea un paso interesante en cuanto a reducción de costos y flexibilidad de un motor que está por demás probado y ofrece soluciones de soporte mucho más importantes que las del humilde estudio italiano.

Unreal Engine 4 no se queda corto de posibilidades en ningún momento, y presenta una estética brillante, manteniendo la integridad también en situaciones de lluvia y noche, acompañada de lo más importante a la hora de construir simuladores de carrera: sensaciones de velocidad inigualables.

Pero más allá de lo técnico, un nuevo Ride tiene que cumplir con la expectativa que ya ha sembrado en un público recurrente a los juegos del estudio, que quizá se viene quedando con un sabor amargo luego de las últimas entregas, por una falta notable de innovación.

Al estar libre de los contrapesos de licencias, tranquilamente se puede decir que este es el verdadero Forza Motorsport del mundo de la simulación de motocicletas, ya que cuenta con una gran variedad de categorías, cilindradas, y estilos de conducir, para poder disfrutar del hobby de las motos de costa a costa. Para lograr esto ofrece una campaña dividida en un catálogo de segmentos muy similar a la que experimentamos en el popular juego de Microsoft, o quizá también, como la de los tradicionales Dirt, en la que deberemos adquirir nuevos modelos y potenciarlos a medida que vamos avanzando y desbloqueando estrellas que nos permitirán seguir abriendo camino hacia nuevas disciplinas.

De entrada, dependiendo del modelo de moto que seleccionemos como principal, el juego ofrecerá un pequeño grupo de variables para que no estemos obligados a repetir un estilo de conducción hasta poder desbloquear otro, sino que ya demuestra que las puertas están abiertas a experimentar. Rápidamente nos encontraremos con una suma de créditos que nos van a permitir involucrarnos en otras competencias, y al par de horas, estaremos sumergidos en una fiesta de velocidad en la que podremos optar por el camino que más se acomode a nuestros ánimos, alcanzando hasta un total de 50 diferentes disciplinas para participar.

Como lo decimos desde la primera entrega, Ride es una celebración a la conducción de estas máquinas, y en esta tercera entrada de la serie, Milestone vuelve a reforzar esta sensación con un catálogo de casi 250 modelos, incorporando también la categoría de Supermoto (una especie de motocross de asfalto y mucho menos acrobático, que hasta funciona mucho mejor que la pobre simulación de MXGP3) para seguir creciendo en experiencia, e incorporando lo aprendido en otros desarrollos del equipo.

Donde no se ha incrementado demasiado la experiencia es en la posibilidad de ajustar y potenciar estas máquinas, ya que no da más de dos o tres opciones por elemento, y es muy fácil llegar a potenciar todo al máximo para lograr tener el mejor exponente de cada máquina. Por otro lado, antes de cada carrera tenemos la posibilidad de ajustar diferentes aspectos de la moto como la caja de cambios, la suspension o la frenada, arrimandose un poco más a la simulación más despiadada, y variando la experiencia de mayor manera para las competencias online.

Los lugares donde se compite también son otra de las celebraciones de la franquicia, ya que entre sus más de 20 circuitos nos encontramos tanto con pistas de Grand Prix como con reconocidas rutas internacionales, circuitos de ciudad, y emblemáticos escenarios como Nürburgring o la despampanante ruta The Snake del estado de Tennessee.

Definitivamente, Milestone se ha enterado que esta franquicia ha ocupado el lugar en el público al que ellos apuntaron desde un primer momento, y Ride 3 se convierte en un gran servicio a la pasión por las motos, y como no podía ser de otra manera, este universo se va a seguir expandiendo por al menos dos años mediante un jugoso plan de contenido descargable pago y gratuito que incorporará otro centenar de motocicletas y casi 200 nuevos eventos cuando ya se haya publicado todo.

Es difícil no recomendar Ride 3 a cualquier apasionado de la velocidad, porque lo hace prácticamente todo bien, y hasta es una buena excusa para no caer en la trampa de tener que adquirir un nuevo MotoGP o MXGP anual, que ya no hacen más que actualizar el plantel de competidores y circuitos sin demasiados agregados. Milestone no solo triunfa en esta tercera entrega, sino que se pone a si mismo una dificultad enorme para las próximas entradas de la serie, donde habrá que hacer mucho esfuerzo para encontrar algo más que agregar a todo lo que ya hace este tercer título.

Este preview fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Milestone.

RIDE 3 - Review
Gameplay100%
Gráficos90%
Musica y Sonidos80%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Completisima experiencia de motocicletas
  • La experiencia de Milestone sigue dando grandes pasos
  • Excelente presentación
Lo malo:
  • No hay demasiados upgrades para las motos
87%Nota Final
Puntaje De Lectores: (6 Votos)
77%