Como extrañamos a Bullfrog ¿No? La legendaria empresa, ya hace tiempo difunta, nos entregó algunas de las mejores experiencias de la década del 90. Por supuesto, hablamos de juegos tales como Popoulos, Syndictate, Dungeon Keeper o Theme Park. Y, claro está, Theme Hospital, una suerte de sucesor espiritual de Theme Park que remplazaba las montañas rusas y los carruseles por las salas de consulta y los laboratorios médicos.

Avancemos dos décadas a los días que corren, y nos encontramos frente a Two Point Hospital, un juego producido por muchos de los viejos desarrolladores de la buena Bullfrog y que busca reconstruir la experiencia lograda por Theme Hospital en 1997. Two Point Hospital retiene todos los elementos constitutivos de aquel gran juego: la misión de gestionar un hospital, las enfermedades ridículas, ese humor tan característico y una profundidad estratégica que va mucho más allá de las amigables apariencias.

Two Point Hospital nos transporta al Condado de Two Point, una región imaginaria donde la industria de la medicina está en pleno auge. Como administrador de los hospitales Two Point, nuestra misión será la de gestionar más de una docena de instalaciones en la región y mejorar el rating (y por tanto, la popularidad) de cada uno de los hospitales. Cada una de estas casas de curación funciona como una suerte de nivel o escenario, con unos objetivos claramente definidos. Nuestra misión, en todo caso, será la de cumplir estos objetivos para poder obtener el rating de una estrella y así poder pasar al siguiente nivel, u hospital. Aunque en todo momento podremos volver a los hospitales anteriores para intentar seguir mejorándolos y alcanzar las preciadas tres estrellas de excelencia hospitalaria.

Este planteo general del juego tiene una ventaja y una desventaja. La gran ventaja es que suaviza la curva de aprendizaje para los jugadores novatos. Los primeros hospitales nos plantean desafíos bastante fáciles, tales como establecer salas de consulta y centros de diagnóstico, o realizar curaciones avanzadas con ciertas instalaciones especiales. A medida que vayamos avanzando en las distintas zonas, iremos desbloqueando nuevas características, especialidades, salas y equipamiento, que nos permitirán atender a pacientes con enfermedades más complejas, así como también cumplir los objetivos cada vez más rebuscados que nos plantea cada escenario.

El problema con este planteo de juego, es que cada vez que empecemos un nuevo escenario nos veremos forzados a construir un hospital desde cero (o casi cero). Lo que nos obliga a volver a repetir los primeros pasos de la gestión una, y otra, y otra vez. A quinta o sexta vez que nos veamos forzados a construir una recepción, consultorios, enfermerías, salas de empleados y demás edificios básicos, las cosas comenzarán a ponerse algo repetitivas.

Por suerte, Two Point Hospital suaviza esta naturaleza algo reiterativa gracias a dos elementos: su increíble sentido del humor y un fantástico diseño de interfaz de usuario. De más está decir que Two Point Hospital, al igual que su predecesor, se toma todo esto de la medicina con bastante liviandad. Aquí no vamos a enfrentar enfermedades reales como la diabetes o infartos de miocardio. Por el contrario, nuestros pacientes sufrirán de enfermedades absolutamente ridículas y alocadas. Por ejemplo, la enfermedad conocida como “lightheadedness” (Lumbreras, en la traducción), nos coloca ante pacientes que tienen una lamparita por cabeza, por lo que deberemos construir una instalación para realizar un trasplante (de cabeza, sí). Otra enfermedad graciosísima, el magnetismo animal, nos plantea el desafío de eliminar parásitos indeseados adheridos al cuerpo de nuestros pobres pacientes. En esa línea, cada “enfermedad” que enfrentemos en Two Point Hospital será más graciosa y ridícula que la anterior.

Para poder hacer frente a estos desafíos vamos a contar con una serie de salas y mecanismos que nos permitirán usar, preparar y entrenar a nuestro staff de médicos, enfermeros, ayudantes y conserjes.  Las salas médicas van desde los simples consultorios hasta salas de psiquiatría, enfermerías o maquinarias especializadas. Mientras que otro tipo de instalaciones nos permitirán desarrollar nuevas tecnologías, entrenar al personal en distintas especialidades y hasta realizar campañas de marketing para asegurarnos una buena concurrencia a nuestros hospitales.

Diseñar el formato del hospital y de todas estas salas es absolutamente sencillo y amigable gracias a una excelente interfaz de usuario. Cómoda, flexible, y de un uso absolutamente intuitivo, la interfaz de Two Point Hospital es su mayor logro. Desde el diseño de salas enteras hasta la decoración de los pasillos y zonas de espera, Two Point Hospital transforma lo que podría ser un trabajo pesado y aburrido en un absoluto deleite, en especial para aquellos que sean aficionados a los juegos de gestión. Como mencionamos anteriormente, este fantástico diseño de las herramientas de usuario suaviza en buena medida la repetición inherente al sistema de progresión del juego.

Como mencionábamos, Two Point Hospital no solo nos permite moldear las instalaciones de los hospitales, sino también las capacidades de nuestro personal. Cada una de las cuatro ramas de personal tiene sus propias características, y cada uno de nuestros doctores, enfermeros, auxiliares o conserjes puede subir de nivel y ganar más capacidades en el centro de formación profesional.

Por ejemplo, siempre es buena idea que nuestros consultorios estén atendidos por médicos con al menos algo de habilidad en los departamentos de relación humana con el paciente y diagnóstico de enfermedades. Mientras que a otros doctores más ariscos, pero con un buen ojo para la investigación, podemos mantenerlos tras bambalinas desarrollando nuevas técnicas. Lo mismo ocurre con los enfermeros y auxiliares. Siempre es bueno mantener a los individuos con mejor trato interpersonal en la zona de atención al público, y aquellos que se destaquen en tareas como la mercadotecnia o la inoculación de vacunas ocuparan sus respectivas áreas. Los conserjes son algo más fáciles de gestionar, ya que sus tareas se realizan en la totalidad del hospital, sin zonas designadas. Pero siempre es buena idea tener un conserje con actitud en la cacería de fantasmas, ya que si un paciente muere en nuestras instalaciones, es posible que su espíritu regrese para mortificar a los vivos.

De esta forma, Two Point Hospital es un juego que esconde una gran complejidad estratégica debajo de su amigable fachada. No solo deberemos preocuparnos de acondicionar de manera efectiva cada zona del hospital (asegurarnos que haya baños disponibles, comida, bebidas, etc.), sino que también deberemos decidir cómo distribuir a nuestro plantel de profesionales en cada una de las áreas de gestión de las instalaciones. Y todo esto sin entrar en detalles sobre los completos sistemas de finanzas que plantea el juego.

La gran interfaz de usuario se condice con un apartado audiovisual que está a la altura. Two Point Hospital lleva la comedia hasta las últimas circunstancias con un diseño de personajes realmente excelente. Cada uno de los doctores, auxiliares y pacientes es absolutamente expresivo, y verlos atravesar las distintas y alocadas técnicas de curación de los hospitales Two Point nunca se pone aburrido. Gráficamente el juego es discreto, pero la simpleza visual de sus gráficos ayuda a que en todo momento la gestión del hospital se mantenga controlable y fácil de editar. El apartado sonoro no es tan efectivo como el visual, con una banda musical algo repetitiva que nunca termina de despegar. Por suerte, el locutor de la radio de Two Point tiene varios chascarrillos bastantes chistosos sobre hospitales como para mantener las cosas siempre divertidas.

En resumen, Two Point Hospital es un gran regreso a la jugabilidad de los simuladores de gestión de antaño. Amigable, gracioso y complejo en partes iguales, estamos ante un juego que puede mantenernos entretenidos durante horas y horas. Y que además será inmediatamente accesible tanto para los viejos fanáticos de la saga como para los neófitos en este tipo de experiencias de simulación. En definitiva, y perdonen el chiste fácil, es justo lo que recetó el doctor.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por SEGA/Two Point Studios.

Two Point Hospital - Review
Gameplay85%
Gráficos80%
Música y Sonidos75%
Lo mejor
  • Gran sentido de humor
  • Apariencia amigable y graciosa
  • Buena profundidad estratégica
Lo peor
  • La naturaleza algo repetitiva de sus sistemas de progresión
  • Mediocre banda musical.
83%Nota Final
Puntaje De Lectores: (3 Votos)
86%