Como venimos anticipando en cada análisis de productos de la marca, EVGA se mantiene siempre en expansión y competitividad en un mercado de constante movimiento, que exige a los más grandes para acomodarse a los cambios en las preferencias de los usuarios y las nuevas tecnologías, y haciendo honor a su natural inquietud por seguir manteniéndose en la cima de la pirámide comercial, presenta una nueva línea de gabinetes, que como no podía ser de otra manera, incorporan todos los artilugios técnicos necesarios para alojar nuestros equipos y paneles de vidrio templado para darles vista.

En primer lugar, tenemos el DG-75, un mid-tower tradicional con frente y tapa de vidrio templado pintados en blanco, que no permiten ver hacia adentro. La construcción es robusta y en general, a pesar de contar con un diseño minimalista en su totalidad, los detalles son los que terminan por construir la experiencia de estos gabinetes.

A simple vista da la impresión de ser un hexaedro hermético, en el que solo se destacan los botones y puertos USB 3.0 del panel principal, y la enorme toma de aire superior, disimulada con pintura negra para que tan solo parezcan barras estéticas. El resto es en pleno blanco (aunque también existe en variante de negro, con panel translucido) con algún que otro detalle oscuro para contrastar.

EVGA DG-75

Puertos e Interfaces

  • Cantidad de puertos tipo A USB 3.0 (3.1 Gen 1): 2

Peso y dimensiones

  • Ancho: 211 mm
  • Profundidad: 470 mm
  • Altura: 477 mm
  • Peso: 8,79 kg

Medios de almacenaje

Tamaños de disco duro soportados: 2.5,3.5″

Ergonomía

  • Botón de restaurar: Si

Enfriamiento

  • Diámetro de ventiladores frontales soportados: 120 mm
  • Ventiladores laterales instalados: 2x 120 mm
  • Diámetro de ventiladores secundarios soportados: 120 mm

Diseño

  • Factor de forma: Midi-Tower
  • Tipo: PC
  • Materiales: Acero
  • Número de puertos 3.5″: 2
  • Formas de factor de tarjeta madre soportadas: ATX,Micro-ATX,Mini-ITX
  • Color del producto: Negro o Blanco
  • Ventana lateral: Si
  • Número de bahías 2.5″: 4
  • Máxima longitud de la tarjeta de gráficos: 15 cm

EVGA DG-77

Puertos e Interfaces

  • Cantidad de puertos tipo A USB 3.0 (3.1 Gen 1): 2

Peso y dimensiones

  • Ancho: 211 mm
  • Profundidad: 470 mm
  • Altura: 483 mm
  • Peso: 10.14 kg

Medios de almacenaje

Tamaños de disco duro soportados: 2.5,3.5″

Ergonomía

  • Botón de restaurar: Si

Enfriamiento

  • Diámetro de ventiladores frontales soportados: 120 mm
  • Ventiladores laterales instalados: 2x 120 mm
  • Diámetro de ventiladores secundarios soportados: 120 mm

Diseño

  • Factor de forma: Midi-Tower
  • Tipo: PC
  • Materiales: Acero
  • Número de puertos 3.5″: 2
  • Formas de factor de tarjeta madre soportadas: ATX,Micro-ATX,Mini-ITX
  • Color del producto: Negro o Blanco
  • Ventana lateral: Si
  • Número de bahías 2.5″: 4
  • Máxima longitud de la tarjeta de gráficos: 15 cm

DG-75 / DG-77

Ese es el caso de los tornillos manuales de los paneles de vidrio y los traseros que sostienen al panel de chapa, que además de tener cuerpo metálico en negro, cada uno de ellos ha sido decorado con la letra “E” estilizada como el logo de la marca. Del lado donde se encuentra el panel metálico también se puede apreciar la entrada de aire del panel frontal, que es tan solo una rendija de algunos milímetros que cumple con su cometido.

La parte trasera -además de contar con la obligatoria abertura reforzada para el I/O shield- ofrece también la correspondiente rejilla para fans de 120mm y tapas de slots reutilizables, para las que se ha optado fijarlas con tornillos phillips tradicionales, evitando raros mecanismos manuales que tantos problemas nos han causado en alguna época gloriosa de los full-tower Cooler Master.

A pesar de no contar con un riser PCI-E entre los accesorios (como si encontramos en el DG-77), el estampado de las chapas del shroud para la fuente cuenta con las elevaciones y roscas necesarias para montar toda la estructura para colocar placas de video en forma vertical, como también un panel trasero propio de esta estructura, lo cual es un potencial upgrade para este versátil gabinete.

Gracias a la amplitud interna que propone este concepto tanto el DG-75 como el DG-77 permiten instalar AIOs de hasta 360mm, aunque la parte superior es un tanto reticente a esta funcionalidad, ya que no existe manera de colocar todo el conjunto sin entrometerse con el espacio de las memorias o disipadores de VRM demasiado elevados. Tampoco existe lugar en la parte exterior del esqueleto para dejar los fans por fuera, por debajo de la tapa superior, como pudimos aprovechar en el Panzer S de Cougar, por lo que recomendamos solo pensar en utilizar AIOs de 240mm si pretendemos tenerlo por arriba de nuestros procesadores.

Por el frente no hay ningún problema para colocar AIOs de 360mm y si bien la entrada de aire parece un poco escasa para este propósito, los resultados nos han dejado más que satisfechos.

La parte trasera del gabinete, sobre el panel que contiene a la mother, ofrece los tradicionales alojamientos de placas desmontables para dos discos de 2,5 pulgadas y dos para discos de 3,5 pulgadas, también con tornillos manuales para fácil manipulación. La administración del cableado no está determinada por un conducto específico, pero es de muy fácil resolución, también gracias a una gran cantidad de pequeñas pestañas en donde se pueden amarrar los diferentes paquetes de cables que van a circular por esta zona.

DG-75

El shroud para la fuente recorre 2 tercios de toda la longitud del gabinete, como se suele desarrollar en los modelos más modernos de todas las marcas. Cuenta con perforaciones en forma de rejilla, que más allá de proponer una supuesta refrigeración extra a la fuente de alimentación, también hace su parte como detalle estético. Más cerca del lugar que ocupará la placa madre se encuentran dos aberturas un tanto más amplias, que son las que en definitiva también aportarán lo suyo para ubicar los cables de los puertos frontales y la iluminación RGB.

El acabado de la construcción es realmente brillante, como no se podía esperar de otra manera, proviniendo de EVGA, aunque si cabe destacar ciertas diferencias sustanciales entre los dos modelos, debido a la diferencia de categoría y las decisiones que ha tomado la marca para definirlos en escalones de diferentes alturas.

Debido a la ausencia de panel de vidrio templado en la parte trasera, en el caso del DG-75, la estructura no es tan robusta como la del DG-77, y tiende a emitir sonidos metálicos en su manipulación o cuando alguno de los fans no está muy bien balanceado.

DG-77

Por otro lado, la decisión de hacer un panel principal de vidrio templado, pintado absolutamente de blanco, es una no muy agradable declaración de estatus, ya que el panel del DG-77, que sí permite ver hacia adentro, no es nada menos que el mismo pedazo de vidrio, con el mismo trabajo mecánico, pero con menos pintura, aunque si tiene un propósito extra que no es necesario en el DG-75: El shroud del modelo de más alto nivel cuenta con el logo de la marca retroiluminado, que puede ser sincronizado y configurado con los diversos softwares que ofrece la empresa, junto con los demás dispositivos que son parte del equipo.

En donde también saca mayor distancia el DG-77 es, en primer lugar, por la inclusión de un riser PCI-E oficial de la marca, por lo que el precio más alto está justificado con creces, ya que estos aditamentos no suelen ser baratos. Por otro lado, también cuenta con la funcionalidad K-Boost, que ofrece un acceso directo a un modo de rendimiento óptimo, y compatible con cualquier tipo de procesador o placa de video.

Este botón que se encuentra en el mismo panel frontal, al ser activado, determina que la velocidad de la placa de video quede fija en modo “boost” (es decir, su capacidad máxima antes de llegar a hacer throttling por temperaturas) y además establece que el procesador pase al perfil de mayor rendimiento, también acelerando los fans de refrigeración de CPU al máximo. La funcionalidad no sorprenderá a nadie que haya estado tiempo toqueteando clocks para llegar a overclock y suele configurar sus propias curvas de respuesta, pero es algo bastante práctico para los que no quieren profundizar tanto, pero si exprimir la potencia de fábrica de sus componentes.

Como se puede notar, el diseño minimalista de ambos gabinetes no propone ningún cambio de paradigma, pero sí ofrecen una experiencia muy particular, que acompaña muy bien a la estética general de los dispositivos modernos. Las placas de video de la marca, y sus nuevas placas madre caen como anillo al dedo en estos modelos diseñados principalmente para ser realmente funcionales, y luego para agradar a la vista. Quizá el precio del DG-77 sea un tanto elevado, en comparación a propuestas similares de otras marcas, pero sin lugar a dudas, la calidad que ofrecen y el respaldo de esta marca tienen sus propias ventajas.

Este review fue realizado con samples proporcionados por EVGA Latinoamérica.

Gabinetes EVGA DG-75 & DG-77 - Review
Diseño95%
Construcción90%
Prestaciones85%
Precio75%
Lo bueno:
  • Compacto pero a la vez muy cómodo
  • Los detalles extra
  • Inclusión de riser PCI-E 16x
Lo malo:
  • Precio más alto que la media
  • El diferencial con el DG-75 son solo agregados
90%Nota Final
Puntaje De Lectores: (8 Votos)
80%