Un año más, una edición más del gran clásico: PES vs FIFA, FIFA vs PES. La lucha eterna por coronarse como el rey de los juegos de fútbol enfrenta una nueva edición. Y en esta ocasión, parece que la oferta de Konami corre desde atrás. Sin dudas que la pérdida de la licencia de la UEFA Champions League ha sido un golpe enorme para las aspiraciones de la empresa nipona. Y sin embargo, PES 2019 sale a la cancha con una gran cantidad de novedades bajo el brazo y la promesa de no bajar el ritmo en ningún momento del partido.

La demo jugable de PES 2019 (a la que pueden acceder desde la página de PES 2019 en Steam), solo nos da acceso a un puñado de equipos (entre los que destacan el F.C. Barcelona y las selecciones de Argentina y Francia), y al modo de partido rápido para que podamos probarlos. Sin embargo, esta pequeña muestra de PES 2019 ya nos permite vislumbrar varias de las novedades que incluirá el juego final.

Una de las cosas que más destacan a la hora de ponerse frente al control de un partido de PES 2019 es el elevado grado de individualidad e identidad que se siente al controlar cada jugador. Al menos en los equipos licenciados y declarados como “partners”, el nivel de atención al detalle puesto en el estilo de juego de cada una de sus figuras genera asombro. Al jugar con el F.C. Barcelona, por ejemplo, notaremos como Lio Messi es nuestra carta ganadora en cada ataque, mientras que Piqué y Umtiti constituyen auténticos bastiones en la línea de fondo. No será lo mismo iniciar una jugada con un jugador como Iniesta (que si bien ya no está en el Barcelona, todavía está presenta en la demo), que hacerlo con Busquets. El posicionamiento, la visión de pase, la precisión y la velocidad son absolutamente diferentes.

Algo similar ocurre a medida que el partido va avanzando y los jugadores van perdiendo forma física. Ahora todos los jugadores cuentan con una barra de cansancio visible que se va vaciando durante el partido. Cuanto más cansados están los jugadores, más propensos son a cometer errores, perder balones fáciles y errar pases y goles. Este nuevo cambio no solo nos obliga a pensar mejor nuestros movimientos al final de los partidos, sino que vuelve extremadamente importante el uso y la gestión de las tres sustituciones disponibles por encuentro.

Para adaptarnos al siempre cambiante estado del juego, PES 2019 nos ofrece poderosas opciones de gestión que nos permiten configurar y guardar tácticas y estrategias para ser usadas durante el partido mediante la introducción de un sencillo comando con el pad. Desde ordenarle a nuestros extremos que abran más la cancha hasta “soltar” al media punta para sumarse al delantero central. Estas opciones prometen darles a los jugadores avanzados de PES un control fino sobre los sucesos en el terreno de juego durante los 90 minutos del partido.

A esta fidelidad en el juego se le suma una fidelidad gráfica asombrosa. El FOX Engine permite representar a las distintas estrellas del fútbol mundial de forma bastante fiel, y también genera ambientaciones fantásticas en los estadios. Solo el Camp Nou y el Veltins-Arena del Shalke 04 están disponibles en la demo. Pero el nivel de fidelidad en la recreación de estos dos estadios es realmente fantástico. Además, PES 2019 promete exprimir todo el potencial gráfico de las GPU de última generación, con resoluciones nativas en 4K y framerates estables para todos los modos de juego.

Por otro lado, si bien la pérdida de la licencia de la UEFA Champions League es algo realmente lamentable, la gente de Konami se ha puesto el overol a la hora de salir a buscar nuevas licencias y nuevos “partners” para esta nueva versión de PES. Las ligas presentes confirmadas para el juego final son:

UEFA:

  • Jupiler Pro League – Bélgica
  • Alka Superliga – Dinamarca
  • Ladbrokes Premiership – Escocia
  • Ligue 1 Conforama y Domino’s Ligue 2 – Francia
  • Eredivise – Holanda.
  • Liga NOS – Portugal.
  • Liga Premier – Rusia.
  • Raiffeisen Super League – Suiza.
  • SporToto Superlig – Turquía.

Conmebol

  • Superliga – Argentina.
  • Brasileirao – Brasil.
  • Campeonato Nacional – Chile.
  • Liga DiMayor – Colombia.

Además, se suma la licencia de la Liga de Campeones de Asia. Y distintos equipos seleccionados de otras ligas, tales como el F.C Barcelona, el Liverpool FC, el Inter de Milán o el Sporting Cristal de Perú.

En definitiva, Pro Evolution Soccer sigue sufriendo por su falta de licencias importantes. Pero los esfuerzos de Konami parecen estar puestos en suplir esta falencia con una jugabilidad cada vez más refinada y precisa. Y para los fans de Pro Evolution Soccer, esto es más que suficiente.