Es común que el país del sol naciente a veces tenga cierto recelo a la hora de compartir algunos juegos (en su mayoría JRPG), ya sea por la falta de interés de sus desarrolladores o de la empresa que se encarga de distribuirla, así como el pensamiento de que en oeste “no funcionaría”. Sin embargo, incontables veces se les ha demostrado que el mercado occidental está más que abierto para recibir títulos atractivos, divertidos y con una estética de anime que cualquier conocedor estaría más que dispuesto a poner sus manos encima.

Desarrollado y publicado por Sega, Shining Resonance Refrain es un RPG japonés que combina elementos tradicionales con innovaciones propias de otro de los géneros más aclamados por los nipones: el “Dating Sim” (Simulador de Citas). Estos elementos dispares se unen para crear un atrapante y bello videojuego donde la música, las vestimentas sensuales y los dragones legendarios convergen.

Apenas se comienza, se le da la opción al jugador de adentrarse en el modo Original (el que es aconsejable para cualquiera que juegue por primera vez) o en el modo Refrain, donde se añaden, en contra del destino, dos personajes importantes de la historia (este modo se recomienda para los que ya terminaron el modo Original).

La historia recoge muchos de los elementos tradicionales del J-RPG. En un continente ancestral, existe una tierra sagrada llamada Alfheim. Ha pasado mucho tiempo desde que los poderosos dragones desaparecieron, pero sus almas fueron cristalizadas y desperdigadas por el mundo luego de una guerra. El rumor de que el dragón, salvador de la humanidad, todavía existe, lleva a la guerrera (y princesa) Sonia a irrumpir, en una misión de rescate, una prisión para salvar a Yuma, un joven tímido, delicado y apacible, quien esconde un increíble e inestable poder, el del dragón brillante. La leyenda cuenta que ese mismísimo dragón fue el que detuvo a la gran amenaza Deus en el Ragnarok. Tras un encuentro con Excela, la princesa del reino enemigo, Sonia y Kirika (una hermosa elfa con el título de Diva Magica) escapan acudiendo al poder resguardado de Yuma, volando sobre su lomo durante toda la noche y dejando a los tres dragones elementales a las órdenes de Excela perplejos.

La historia se divide en capítulos u “Opus” en el cual cada uno sirve para guiar al jugador por entre la narrativa, el descubrimiento de quienes se suman al equipo y las diferentes mecánicas.
El capítulo uno es meramente un prólogo, donde se muestran los diferentes comandos y botones dentro y fuera de combate (se puede utilizar tanto el teclado y mouse, como gamepad), sin embargo, las ventanas emergentes de tutorial aparecen a lo largo de Shining Resonance Refrain, ya que cada personaje tiene ataques y especiales únicos.

Por ejemplo, una de ellos llamado Kirika, por ser una Dragoneer (aquellos elegidos por el Dragón Brillante para preservar las almas de los dragones) utiliza un arma que es una mezcla de arco con harpa, dándole sentido al título del juego; La estética de las armas y de varios aspectos generales giran alrededor de la música. Son estas mismas que las que se “afinan” para brindarle diferentes características y se le equipan “aspectos” para más poder. Otros que poseen estos instrumentos especiales son: Agnum que tiene una hacha/guitarra, Rinna que tiene un cetro/trompeta o Marion, con su cañón/teclado.

Shining Resonance Refrain es un juego muy rico en historia, con un “lore” (“backstory” de los personajes, leyendas, profecías, etc) muy extenso que vale la pena conocer e interiorizarse. Con 9 personajes jugables, y muchos otros importantes, los diálogos son extensos y atrapantes, mostrando varias interacciones entre ellos, sean tanto de amistad como románticos. Igualmente, dentro del menú existe el “Diccionario”, que se puede utilizar para el entendimiento de algunas terminologías específicas, como locaciones, títulos, razas, nombre de armas, eventos históricos, etc.

Si bien la narrativa principal es relativamente larga, no sería un RPG si no tuviese misiones secundarias, pero es en esta área donde Shining Resonance flaquea un poco. Las actividades secundarias son más vistas como recados bastante repetitivos, y que además no brindan experiencia (solo brindan ítems, que tampoco son demasiado útiles). La naturaleza repetitiva y mundana de estas actividades puede llevar a que el jugador con poca paciencia para el “grinding” las abandone por completo.

Por otro lado, hablar con los ciudadanos de Marga nos sumerge aún más en las motivaciones de los personajes, sus formas de ser, ambiciones y hasta pueden dar “títulos” los cuales se pueden equipar a Yuma y el resto, para estrechar lazos entre ellos y así obtener determinados beneficios dentro de la batalla. Asimismo, se les puede hablar a nuestras bellas acompañantes de aventura para invitarlas a una charla nocturna y conocerlas un poco más, donde cada uno se sonroja, se dicen cosas vergonzosas entre tartamudeos y se arreglan citas diurnas por la ciudad.

El dinero es una parte crucial, ya que los mejores equipamientos e ítems cuestan mucho, por lo que “farmear” fuera de la ciudad es inevitable si no se quiere ver la pantalla de “Game Over” tan seguida frente a enemigos muy fuertes. No hace falta ir tan lejos en el mapa, ya que los enemigos van aumentando de nivel también, por lo que hay que tener en cuenta el nivel que se encuentra arriba de sus nombres para saber si será una presa fácil o un desafío. Aunque también se pueden entrar a las mazmorras llamadas “Grimoires” en las cuales se pueden entrar, utilizar modificadores para cambiar la experiencia de la misma (o encontrar más o menos enemigos, cofres, etc.) y ganar algunos Aspectos para las armas de nuestros héroes.

Los controles son intuitivos y fáciles de aprender, tanto dentro como fuera de la batalla. Yuma es capaz de convertirse en su forma restringida de Dragon Brillante a cambio de Mana, lo que le da un incremento de velocidad, ataque y resistencia, sin embargo, si se está mucho en ese estado, Yuma puede volverse loco de poder y atacar a sus aliados, por lo que es recomendable no hacer muy largas sus estadíos como “Shining Dragon”.

“B.A.N.D.” es el nombre que se le puso a una sesión en el cual los miembros de la “party” unen sus melodías para brindarle algún atributo especial, ya sea una mejora de ataque, más defensa, máxima posibilidad de golpes críticos, etc, pero por tiempo limitado, establecido por una barra a la izquierda llamada BPM.

Ya en la dificultad Standard (Casual es el fácil, para los que quieren centrarse principalmente en la historia) el juego presenta varios retos, los reflejos, posicionamientos, estrategias y tiempos en las batallas son cosas que sin lugar a duda hay que tener en cuenta para emerger victorioso frente a los jefes de cada capítulo. El sistema de cambio de clima hace más que cambiar la percepción de la zona, los enemigos así como los objetos en el suelo cambia dependiendo del clima en esa área.

Los gráficos no son los mejores, a veces se pueden ver ciertos defectos en los renderizados, pero en general, Shining Resonance Refrain se ve bien. El diseño de personajes es seductor, ya sea con sus vestimentas originales, como la de “Idols”, Mucama, Uniforme o una ridícula cantidad de bikinis para cada fémina presente. La estética de anime permite a uno perderse en los coloridos y brillantes ojos o cabelleras, sin menospreciar los obvios atributos que se les embeben a los personajes femeninos.

La banda sonora no fue tomada a la ligera, desde las incontables melodías para cada situación, etapa o batalla, hasta los efectos de sonidos al acabar una pelea (que depende de quienes estén en el grupo). La actuación de voz es sublime en japonés y está presente en casi todos los diálogos de la historia principal, así como algunos diálogos sentimentales entre Yuma y los demás. Sin embargo agobia un poco oírlos gritar unas palabras cada vez que se le pasa a un enemigo cerca.

A fin de cuentas, Shining Resonance Refrain es un imperdible juego para los amantes del JRPG, con amplias interacciones entre sus personajes, se puede ver tanto como un juego o como una novela, por lo que es fácil a veces perder el hilo principal de la historia cuando se trata de ganar el corazón de una bella elfa o princesa (o compañero). Su falta de multijugador no molesta ya que su exclusiva experiencia en solitario tiene suficientes horas para dedicársele. Dificultad progresiva, diálogos extensos, batallas frente adversarios dignos y una música agraciada hacen de este un título completo por donde se lo vea.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por SEGA.

Shining Resonance Refrain - Review
Historia85%
Gameplay85%
Gráficos80%
Música y Sonidos85%
Lo bueno:
  • Historia muy completa
  • Banda sonora excelsa
  • Combinación armoniosa de géneros
Lo malo:
  • “Grindeo” obligatorio
  • Formas raras de personalizar las propiedades de los personajes.
82%Nota Final
Puntaje De Lectores: (0 Votos)
0%