Una demanda colectiva con origen en el estado de California, Estados Unidos, asegura que Samsung, Micron y Hynix -los tres más grandes fabricantes de chips de memoria del mundo- se habrían puesto de acuerdo para retener el stock de sus chips y así provocar una suba artificial de los precios del mercado, influyendo también en placas de video y dispositivos de almacenamiento, como estuvimos notando durante los últimos dos años.

Se estima que los tres fabricantes comparten el 96% del mercado de las DRAM, lo que les da el poder absoluto de controlar los precios a su propio gusto. Y esta no sería la primera vez que recurren a maniobras fraudulentas para aumentar sus ganancias.

“Lo que hemos descubierto es un clásico engaño de fijación de precios en donde un pequeño grupo de grandes corporaciones retiene una gran parte del mercado,” dijo Stever Berman, asociado administrador de Hagens Berman, la firma de abogados representando a los demandantes. “En vez de apegarse a las reglas, Samsung, Micron y Hynix eligieron poner a los consumidores en un aprieto para exprimir al mercado y obtener más ganancias.”

De acuerdo al escrito de la demanda, las tres empresas acordaron en 2016 limitar la entrega de DRAM para elevar los precios, forzando a todos los fabricantes que usaban esos chips a suspender la fabricación o también elevar el precio de sus productos finales.

“Esta no fue la primera vez que descubrimos a la industria de las DRAM en una maniobra para sacarle más dinero a los consumidores,” agregó Berman. “Hemos alcanzado un acuerdo de 300 millónes de dolares para los compradores en un caso similar, y pretendemos volver a lograrlo para los consumidores.”

Como bien lo notamos en los precios del mercado, la firma de abogados sostiene que estas manipulaciones han influido en los costos de dispositivos de todo tipo desde julio de 2016, incluyendo laptops, computadoras pre-armadas, placas de video, y hasta smartphones, aunque sabemos que lo más notorio se pudo apreciar en el precio de los kits DDR4, que han llegado a elevarse hasta el doble de su valor original.

La firma ha levantado un sitio donde se puede llenar un formulario para participar de la demanda, siempre y cuando se haya adquirido uno de los productos mencionados en el período en donde se cree que se ha hecho dicha maniobra. Lamentablemente, solo pueden participar del proceso los residentes de Estados Unidos, pero seguramente la participación alcanzará los cientos de miles.