En los últimos años, no ha sido materia corriente encontrarnos con juegos de estrategia que rompan los moldes, y que al mismo tiempo se posicionen como fenómenos dentro del universo PC. Pero eso es precisamente lo que los españoles de Numantian Games (creadores de Lords of Xulima) lograron con They Are Billions. Una brillante combinación de elementos de RTS clásico y de jugabilidad estilo “tower defense” que se ha transformado en una sensación dentro de la comunidad PC, tanto en Steam como en distintos canales de Youtube.

Si bien aún se encuentra dentro del programa de acceso anticipado, They Are Billions nos presenta una propuesta de juego tan adictiva como refinada. La premisa es sencilla: asumimos el control de una colonia en un mundo post-apocalíptico de inspiración victoriana. Mediante la recolección de recursos nuestra tarea es la de crecer, construir, investigar nuevas tecnologías y construir defensas acordes. Hasta aquí, elementos tradicionales que podríamos encontrar en cualquier otro RTS (por ejemplo, el sistema de recursos de They Are Billions se siente como una versión algo simplificada del sistema de Age of Empires).

La gran diferencia que presenta They Are Billions con respecto a sus primos dentro del género es la naturaleza del enemigo. En este caso no hay imperios enemigos que destruir ni facciones asimétricas con las que luchar. En cambio, el enemigo que nos propone la gente de Numantian es la enorme, interminable e incansable masa de zombis asesinos. Los comecerebros vienen en dos variedades, aquellos que se encuentran estáticos en distintas regiones del mapa y las hordas que periódicamente intentaran asaltar nuestra base desde los confines del escenario. Además, los muertos vivos vienen en varios sabores y colores. Desde el clásico zombi caminante hasta enemigos especiales como el zombi rollizo, tan voluminoso como peligroso.

La imprevisibilidad de los ataques zombis y sus enormes números hace que sea necesario montar una defensa efectiva de nuestra creciente base. Para esto se nos otorga el control de distintas unidades de combate (exploradores, soldados, francotiradores y algunos juguetes algo más poderosos) y de distintas fortificaciones defensivas, desde murallas de madera hasta torres tesla capaces de electrificar a hordas enteras de caminantes.

La naturaleza adictiva de They Are Billions se ve potenciada por su elevado nivel de desafío. El juego nos plantea un objetivo tan simple como difícil de conseguir: sobrevivir. Si logramos sobrevivir una cantidad de días prestablecidos, obtendremos la victoria. Todo esto sujeto a una serie de parámetros que pueden modificarse al comienzo de cada partida, junto con el tipo de mapa y la agresividad de las hordas de los muertos.

Como mencionamos, el juego aún se encuentra en acceso anticipado, por lo que se vuelve evidente la falta de algunas características clave, algunos elementos de la UI necesitan algo de ajuste, y el pathfinding de las unidades no siempre es el adecuado. Además, por su naturaleza de Tower Defense, They Are Billions es un juego ideal para implementar un modo multijugador cooperativo, algo que podría transformar a este pequeño éxito inesperado en un auténtico Boom (sería la respuesta estratégica a lo que Left 4 Dead fue para los shooters).

En cuanto al aspecto audiovisual. La propuesta de Numantian nos ofrece un paquete sencillo, pero bastante funcional. La vista isométrica, sumada a un generoso nivel de zoom nos permite tener siempre una panorámica adecuada de nuestra colonia. Y los gráficos de las unidades son sencillos pero efectivos, haciendo que sea muy fácil identificar a cada una de nuestras tropas o a los zombis. Aun así, el juego todavía necesita algunos ajustes en este apartado.

El sistema de avisos y alertas sobre posibles ataques necesita algo de refinamiento, dando al jugador un mejor feedback sobre qué lugares de la colonia están siendo atacados. Y el mini-mapa es demasiado pequeño como para ser realmente útil. Un gran punto a favor es la excelente banda sonora. En especial la manera en que el ritmo se vuelve urgente y ominoso cuando la horda zombi está por llegar a nuestras murallas.

Por lo demás, el producto promete sólo crecer en los próximos meses. A lo largo de 2018 la gente de Numantian nos tiene prometida una campaña para un solo jugador y mejores acumulativas al juego base. Todo esto de cara al lanzamiento oficial del título en algún momento de nuestro otoño/invierno. Por lo pronto, no es mala idea sumarse al fenómeno They are Billions, ya que su modo supervivencia se encuentra en un estado casi completo y es absolutamente funcional y divertido.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Numantian Games.