Probando que no hay capricho que valga cuando se trata de vencer a enemigos comunes, AMD e Intel se juntaron para desarrollar un procesador para móviles que finalmente le quite el trono a los exitosos chips de Nvidia.

Este nuevo desarrollo de SoC (System on Chip) incluirá un CPU Intel junto a un GPU AMD destinado a portátiles ultraligeros como smartphones y tablets, para ocupar el preciado lugar que es casi exclusivo de los Nvidia Tegra. Un representante del equipo rojo fue el que confirmó la existencia del proyecto, y aseguró que el chip será “especialmente atractivo para los que quieren jugar en portátiles“, agregando además que no competirá con las versiones de baja energía de Ryzen.

De acuerdo a la información compartida por el sitio PCWorld y el comunicado de prensa oficial de Intel, el SoC estará basado en la 8va serie de procesadores Intel, específicamente los de la familia H, que están destinados a portátiles de alto rendimiento, y la idea es incorporar los GPU Radeon semi-personalizados similares a los presentes en los procesadores de Playstation 4 y Xbox One. Igualmente, de acuerdo a la información publicada, este chip representará el próximo paso de estos procesadores, ya que no solo estará constituido por un CPU y un GPU, sino que además la moderna memoria HBM2 será parte de la estructura.

Por el momento no hay ninguno modelo específico revelado, pero se habla de un precio bastante alto, que rondará entre los 1200 y 1400 dólares, por lo que será de uso específico para un sector muy reducido del mercado. Se espera que los primeros modelos aparezcan a principios del año próximo.