Desde la época de los clásicos Crusader: No Remorse/No Regret y el controvertido Postal, pocos son los estudios que han sabido emular los shooters isométricos existosamente y con gracia. Mientras que algunos developers como Sigma Studios supieron capturar esta esencia con Alien Shooter 2 hace ya varios años (aunque no con sus posteriores spin-offs), otros títulos modernos como Bombshell pasaron al olvido rápidamente sin pena ni gloria, ya sea por sus bugs, su niveles semi-open world mal implementados, o simplemente por su repetitividad o falta de ideas. No me olvido de Hatred, que fue odiado -valga la redundancia- por muchos medios pro-SJW por su excesivo nivel de violencia, pero aún así considero que fue y es buen homenaje a Postal.

Pero al margen de lo clásico, lo mediocre y lo enfermizo, está claro que este género casi olvidado, se vio forzado a evolucionar en algo más. Es por eso que en los últimos años, hemos sido testigos de decenas de RPGs de acción cooperativos como Magicka, Helldivers, Gauntlet, FORCED, Dungeon Defenders y las dos iteraciones de Lara Croft, entre otros. Por supuesto, hay estudios que aún apuestan a preservar la jugabilidad old-school de los 90, y Housemarque es uno de ellos. Con mecánicas rápidas y llenas de adrenalina, propias de los twin-stick shooters, este developer finlandés ha sabido alzarse sobre el resto con varios de sus títulos exclusivos para PSN (Resogun, Alienation, Dead Nation), aunque el extraordinario Nex Machina es aquel considerado su pináculo tras años de experiencia en la materia.

Pero los twin-stick shooters no son necesariamente sinónimos de shooter isométricos. Estamos hablando de un nivel de producción que ofrezca algo más que una alta dosis de acción o adrenalina. Así es como RUINER, del estudio polaco Reikon Games, entra en escena para llenar ese vacío brindando una experiencia única y como pocas veces se ha visto -probablemente- en los últimos diez o quince años.

Ambientando en el año 2091 en la cibermetrópolis de Rengkok, RUINER enamora a simple vista por su estética ciberpunk y su excelente apartado artístico, no solo en cuanto al diseño de la ciudad con un sensacional contraste entre callejones sombríos y carteles de neón, sino también por las ilustraciones durante los diálogos que cobran vida más allá de su naturaleza estática. Los niveles donde la acción se desenvuelve, toma lugar en escenarios industriales repletos de paneles metálicos, iluminados generalmente con luces rojizas o amarillentas y otros objetos cibernéticos, que resaltan la atención puesta en cada uno de los rincones. A pesar de que estamos ante la primera obra del estudio, RUINER presenta un nivel de producción propio de los grandes estudios, y la manera en que han sabido utilizar Unreal Engine 4 es sencillamente superlativa.

La historia de RUINER es una de venganza. Nuestro protagonista es hackeado y enviado a eliminar al jefe de HEAVEN y, luego de causar -inconscientemente- una masacre, nos rescata una joven hacker (con una llamativa semejanza a D.Va de Overwatch) que nos ayuda inmediatamente a recuperar nuestra autonomía. Esta altruista nos asistirá en la búsqueda de nuestro hermano, quien se encuentra prisionero a manos de la misma organización que nos convirtió brevemente en su propia maquina de destrucción y muerte. Nuestro objetivo, en pocas palabras, será el de abrirnos paso a través de un gran elenco de enemigos, líderes de pandillas y jefes, hasta liberar a nuestro familiar y desmantelar a la organización que nos saboteó la susceptible materia gris.

Si bien RUINER aparenta ser un juego lineal, como suele suceder en el género, podremos realizar un puñado de objetivos o misiones secundarias, para lo cual será necesario interactuar con algunos de los habitantes de Rengkok. Ciertas tareas las tendremos que realizar durante las misiones (eliminar jefes, encontrar monedas especiales), aunque para otras tendremos que explorar los rincones de la ciudad. Debo admitir que estas desviaciones no son el fuerte del juego, dado que las misiones no tienen impacto sobre la historia principal, pero aún así es un buen extra para sumergirnos momentáneamente en este mundo virtualizado.

En cuanto a las mecánicas de juego, nuestro protagonista se mueve de manera muy similar al de Nex Machina, pudiendo realizar varios dashes consecutivos para escapar o acercarnos hacia un enemigo. Los enfrentamientos generalmente se presentan por etapas en áreas cercadas, siendo recompensados luego con diferentes rankings dependiendo de nuestro desempeño, similar a cómo sucede en los Devil May Cry. Nuevos enemigos se introducirán al avanzar en la historia, y la variedad y dificultad se hace notar en cada uno de los casos.

Contamos con un amplio arsenal de armas cuerpo a cuerpo y a distancia, aunque no podremos llevar más de una de cada una a la vez. El diverso arsenal podrá ser recogido de enemigos caídos, de dispositivos que podremos hackear, o de cajas de suministros que podremos llamar a través de una habilidad, aunque el arma pedida en este caso, tendrá que ser previamente desbloqueada (simplemente con agarrarla una vez se hace disponible).

Además de la vida, la energía es el otro recurso igual de vital, necesario para utilizar la amplia gama de habilidades que iremos desbloqueando al subir de nivel, y que podremos equipar al gastar los puntos de Karma. Encontraremos desde escudos personales y estáticos, granadas de flash y de fragmentacion, hasta otras más específicas como mejoras para el dash, convertir energía a vida, el supply drop mencionado, slow-motion, aumento de daño para armas de fuego, y hasta una para hackear enemigos y hacer que se peleen entre si.

Lo bueno del árbol de habilidades, es que los puntos asignados los podemos agregar y quitar en cualquier momento. Esto nos será de mucha utilidad al enfrentarnos a situaciones peligrosas y jefes con diferentes estilos de combate y armas, teniendo que analizar y seleccionar las habilidades más aptas para derrotarlos. El ingenio y los reflejos serán nuestros mejores aliados a la hora de eliminar tanto oleadas de enemigos como jefes, y es muy posible que tengamos que morir muchas más veces de lo que uno supone para superar una determinada etapa. Subestimar al más débil enemigo será un error que pagaremos caro. Inclusive en dificultad Normal, RUINER nos hará maldecir tanto como en cualquier Dark Souls y otros exponentes del género souls-like, obligándonos a alternar nuestras tácticas en caso de que los planes no salgan acorde a lo planeado.

A pesar de que RUINER no presenta audio para los diálogos (quizás por una cuestión de decisión artística, lamentablemente), la banda sonora es sin lugar a dudas imponente, exhibiendo un sensacional repertorio de melodías techno-industriales pegadizas de la mano de artistas como Sidewalks & Skeletons, Zamilska, Antigone & Francois X, DJ Alina, y el conocido compositor de anime Susumu Hirasawa (como por su labor en Paprika y Millennium Actress). La soundtrack se puede adquirir por separado en Steam o GOG para aquellos que quieran tenerla.

Por u$s 19.99 en Steam y u$s 11.77 en GOG (dependiendo de la región), RUINER nos dará un promedio de seis horas de juego en dificultad normal, y muchas más en difícil. Claro está que esto es subjetivo dependiendo del nivel de habilidad de cada uno. Quizás RUINER no sea tan desafiante como algunos jefes de Cuphead, pero ciertamente no es ningún paseo por el parque.

Realmente hay que sacarle el sombrero ante este grupo de desarrolladores polacos (quienes han trabajado en títulos como The Witcher 1-3, Dying Light y Dead Island), que en poco más de dos años, supieron lograr lo que pocos se atrevieron a hacer. Desde su gameplay refinado, entretenido y desafiante, hasta todo lo referido a lo audiovisual, plasmado a la perfección, RUINER es un claro ejemplo de cómo se tiene que hacer un shooter isométrico, y probablemente aliente a otros desarrolladores a crear juegos similares.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Devolver Digital/Reikon Games. Pueden ver nuestra galería de imágenes en 4K (de todo nuestro playthrough) en este link, como también más videos de gameplay en nuestro canal de Youtube.

RUINER - Review
Historia80%
Gameplay95%
Gráficos90%
Música y Sonidos90%
Lo bueno:
  • Jugabilidad entretenida y desafiante como pocas.
  • Sublimes gráficos y arte en general.
  • La banda sonora se complementa a la perfección.
Lo malo:
  • La falta de voces en los díalogos.
  • Un modo survival no hubiera estado de más.
  • Los objetivos secundarios no son muy relevantes.
90%Nota Final
Puntaje De Lectores: (7 Votos)
90%